vie. Feb 22nd, 2019

Programa embarazo de FIV: si no consigues el embarazo, te devuelven el dinero

Programa embarazo de FIV

Son muchas las parejas que deciden tener hijos y se encuentran con dificultades para lograr un embarazo. Es por ello por lo que cada vez son más las personas que se interesan por tratamientos de reproducción asistida que faciliten la concepción. En los últimos tiempos las técnicas de reproducción asistida han avanzado, permitiendo que cada vez más familias puedan concebir a sus hijos e hijas. Sin embargo, a la hora de decidir confiar en este tipo de tratamientos es frecuente sentirse perdido y no saber a dónde acudir. A este respecto, una de las opciones más populares es Barcelona IVF, una clínica de reproducción especializada en la fecundación in vitro (fiv).

¿Qué es la fecundación in vitro?

El uso de este término ha sido ampliamente popularizado en las sociedades occidentales. Sin embargo, no toda la población conoce en qué consiste exactamente este tratamiento. Podemos establecer tres fases a la hora de realizar un Programa Embarazo FIV:

fecundacion in vitro

Estimulación ovárica

Una de las claves para poder lograr la fecundación consiste en la extracción de una cantidad suficiente de óvulos. Cuantos más se obtengan, más posibilidades hay de conseguir fecundar de forma exitosa uno o varios.

Para estimular la producción ovárica, es necesario subministrarle a la usuaria un tratamiento hormonal a través de inyecciones. Este proceso se sigue atentamente por los especialistas, que controlan el número de óvulos producidos, así como su tamaño.

Fecundación y cultivo embrionario

Una vez que la usuaria ha producido los óvulos necesarios, se procede a su extracción. Esta se realiza con una punción que se ejecuta tomando como guía la ecografía. Se trata de una intervención que no se suele extender más de 10 minutos y en la que la paciente se encuentra sedada para reducir las molestias.

Una vez extraídos los óvulos es necesario fecundarlos con el semen de la pareja o del donante. La obtención de los espermatozoides suele realizarse mediante masturbación el mismo día de la extracción de los óvulos, si no se trata de un donante anónimo. Sin embargo, en los casos en los que sea necesario, es posible obtener los espermatozoides por otros medios, como la aspiración testicular o la biopsia testicular.

Una vez obtenidos los óvulos y los espermatozoides, se procede a la inseminación en el laboratorio. En los días posteriores se realiza un control exhaustivo de la fecundación y el desarrollo de los embriones, los cuales se desarrollarán en un entorno adaptado.

Transferencia de los embriones

Tras comprobar la viabilidad de los embriones, se transfiere uno o dos al útero de la usuaria. El resto de embriones de buena calidad se congelarán para poder ser utilizados en un futuro si fuese necesario.

En Barcelona IVF te devuelven el importe efectuado si no se logra el embarazo

reproduccion asistida

Su alto porcentaje de éxito hace posible que desde Barcelona IVF puedan ofrecer la posibilidad de devolver el importe aportado, que se establece en 10.900€, si al final del proceso no se logra el embarazo. Esta posibilidad incluye la realización de tres ciclos completos de fecundación in vitro durante 14 meses. Para ello, se echa mano de los embriones de buena calidad que no se seleccionan para la primera transferencia y que se congelan. Así mismo, en Barcelona IVF también contemplan la posibilidad de aplicar técnicas como ICSI, IMSI o el cultivo a blastocisto en espacios de incubación time-lapse. Para formar parte de este programa de FIV es necesario que los usuarios cumplan con unos requisitos básicos.

Requisitos del hombre

Para poder entrar en el programa de fecundación in vitro, es necesario que el usuario tenga una edad inferior a los 50 años y cuente con un seminograma que contenga al menos tres millones de espermatozoides por mililitro. Así mismo, es también necesario que el paciente no posea astenozoospermia severa, ya que supone una dificultad para la fecundación. En algunos casos puede ser necesario también realizar un estudio del factor masculino genético para comprobar que se encuentra en un estatus conocido como “normal”.

Requisitos para la mujer

A menudo la edad influye de forma notable en las posibilidades de concepción. Es por ello por lo que, para poder formar parte de este programa, es necesario que la mujer sea menor de 38 años. Así mismo, debe contar con una reserva ovárica que se encuentre entre los parámetros conocidos como “normales”. Por otro lado, es importante también que la usuaria no tenga una patología ginecológica, ya que podría interferir en el proceso de concepción. Finalmente, el último requisito consiste en contar con un índice de masa corporal que se sitúe en valores inferiores a 30.

Si estás pensando en participar en un programa de fecundación in vitro es recomendable que acudas a uno de sus centros especializados. En ellos, sus profesionales podrán proporcionar toda la información necesaria y ofrecer recomendaciones personalizadas en función de cada caso concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: