Diamantes a partir de cenizas

Los diamantes a partir de cenizas están libres de conflictos.

Diamantes a partir de cenizas: el proceso

El duelo es diferente para todos, pero buscar alternativas para mantener viva la recuerdo de un ser querido fallecido, ayuda a superar poco a poco pérdida. Es por eso que, los diamantes a partir de cenizas se han catapultado alrededor del mundo.

Esta bello proceso de guardar y rememorar del difunto de se logra a través de una transformación de cenizas y del carbono.

De creación de los diamantes a partir de cenizas no es fácil, y por lo general lleva tiempo. Sin embargo, el resultado final llega a ser lo que las personas hoy necesitan para lograr pasar la página en tiempos de duelo.

Diamantes a partir de cenizas: un vistazo al mercado en España

España se ha convertido rápidamente en uno de los países hispanohablantes que más interés por los diamantes a partir de cenizas ha mostrado; esto se debe a que el sector funerario se encuentra más establecido en comparación a otros países.

Según con datos de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), el sector funerario facturó aproximadamente 1,530 millones de euros solo en el 2018; este mismo estudio reveló que la tasa de cremación en España está al 41,22% actualmente.

Estas cifras muestran que casi la mitad de todos los que mueren en España optan por una cremación. Cremando a un ser querido fallecido sirve como el primer paso al crear un diamante a partir de cenizas.

¿Cómo son creados los diamantes a partir de cenizas en los laboratorios?

El proceso de crear diamantes a partir de cenizas se ha simplificado a lo largo de los años, gracias a las nuevas innovaciones tecnológicas. Los laboratorios ahora pueden crear diamantes a partir de cenizas en 3 a 9 meses, gracias a la tecnología HPHT y CVD. Sin embargo, todo esto depende de la cantidad de carbono que se puede extraer de las cenizas de un difunto.

Lo primero que se debe tomar en cuenta antes de empezar creación del diamante es elegir qué corte de diamante, el color y el tamaño se desea.

El tamaños varía entre 0.25 quilates y 2.00 quilates y, tienen un efecto del precio final del diamante a partir de cenizas. En cuanto a los cortes, el brillante es uno de los más populares, debido a su brillo. Otras opciones incluyen; Esmeralda, Corazón, Radiante, Asscher, o Princesa cortes.

Las opciones de color incluyen, entre otras; Ámbar natural, Amarillo verdoso, Rojo, Azul, o Puramente incoloro.

Cada color tiene un proceso diferente. Por ejemplo, el color ámbar es se obtiene del nitrógeno contenido de las cenizas; el boro, hace que el diamante se torna azulado, y para obtener un diamante a partir de cenizas que es puramente incoloro, se eliminan el nitrógeno y el boro del material.

El siguiente paso es analizar las cenizas o el cabello para determinar si contienen suficiente carbono para crear un diamante a partir de las cenizas. Se requieren al menos 200 gramos de cenizas o 10 gramos de cabello.

Si el material no es suficiente, se recomienda que se envíe extra cenizas o cabello de algún familiar como alternativa para poder completar creación de la diamante a partir de cenizas.

En España existen varias empresas de correos para realizar este proceso de envío, no obstante, las mejores empresas ofrecen su propio Courier privado.

El tercer paso se comienza con la purificación del material.

Se aplica un disolvente para elimina todos los químicos inestables. Luego se pulverizan las cenizas para obtener un nano polvo el cual se aísla con una centrifugadora especial de alta velocidad. Luego de extraer y conservar el carbono, se pasa a la fase de purificación para así eliminar cualquier impureza que sea volátil.

Para lograr que la pureza del carbono sea del 99,99% (pureza 4N), el material se coloca dentro de un entorno químico húmedo para eliminar los metales pesados. Si no se logra este nivel de pureza, se deben realizar otros procedimientos para eliminar las impurezas que evitan que el carbono llegue al estado necesario.

Ahora bien, para lograr que el carbono sea lo suficientemente resistente para que pueda soportar la presión del último paso, se debe convertir en grafito en forma de cilindro.

Esto se logra con un aislamiento en las prensas de alta presión y alta temperatura (HPHT) las cuales ayudan a transformar el carbono en diamantes a partir de cenizas.

La etapa final es pulir del diamante; y es realizado por expertos que ya tienen experiencia trabajando en diamantes a partir de cenizas.

Es normal que los diamantes a partir cenizas sean cortados, pero algunos clientes prefieren dejar la gema “en bruto”. Aunque, las joyerías en España tienen una gran reputación; no es aconsejable llevar un diamante a partir de cenizas a una de ellas para que lo corten, pulan o instalen en una pieza de joyería. Un joyero sin experiencia puede romper o dañar permanentemente su gema.

Después de todo, para las personas que aún no están familiarizadas con el mercado; un diamante a partir de cenizas es un diamante más mientras que las empresas que los fabrican están conscientes de que es mucho más que eso.

Diamantes a partir de cenizas: gemas libres de conflicto

Para nadie es un secreto el problema que existe en la extracción de diamantes de conflicto o como muchas personas lo conocen, «diamantes de sangres».

Estos tipos de diamantes se comercializados ilegalmente para financiar guerras, sobre todo en zonas específicas de África. Por lo que a finales de la década de los 90 y principio del 2000, las Naciones Unidas adoptó la medida llamada «Certificado Kimberley;» y este proceso tiene una política de tolerancia cero con estos diamantes.

El certificado está diseñado para evitar la venta o comercialización de diamantes de sangres por lo que cualquier país que pertenezca a esta esquema de certificación, deberá garantizar que su los diamantes no financian guerras o grupos rebeldes.

Es por eso que los diamantes a partir de cenizas han logrado aumentar su popularidad en España y en el mundo, no solo porque están hechos a partir de las cenizas de un querido, sino porque son diamantes que no están relacionados con explotación humana, conflictos o guerras.

Los diamantes a partir de cenizas son gemas personales, legales y que no son realizadas bajo ningún proceso que pueda atentar contra la paz de un país, o causar explotación humana. Por lo tanto, cualquier persona, que quiera mantener la memoria de su ser querido con un diamante a partir de cenizas puede hacerlo con la consciencia limpia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: