Problemas de espacio en el hogar

Solucionando los problemas de espacio en el hogar, ¿son los canapés la clave?

El tamaño de la vivienda se ha convertido en un serio problema para muchas familias. La subida de los precios tanto en alquileres como en compra impiden a muchos el permitirse inmuebles de dimensiones considerables, donde el espacio sea de todo menos un inconveniente, a pesar de que el tamaño medio ronde los 97 metros cuadrados, según un estudio estadounidense, la realidad es bien diferente.

El precio del suelo se ha encarecido considerablemente en el último lustro, traduciéndose en pisos y casas mucho más caros. Tener más dimensiones implica pagar más, y eso, en una economía donde suele haber problemas, no es precisamente una ecuación que ayude mucho a las familias. Por eso, cada vez se apuesta más por buscar soluciones eficientes a la par que alternativas.

Cuando la necesidad aprieta, el ingenio se agudiza, y eso está permitiendo ver nuevas tendencias en mobiliario y decoración que ayuden a aprovechar mucho mejor los espacios. La prueba más clara de ello la tenemos con todos aquellos que se animan a comprar canapé abatible, una solución que permite aprovechar mucho más todas las dimensiones que ocupa cualquier cama para guardar de todo sin que se note.

Espacio en el hogar

Los canapés son una solución que está sirviendo para solventar gran parte de este problema a la hora de buscar espacio de almacenamiento en cualquier hogar. No restan nada a la superficie habitable, pero sí que brindan un buen lugar para almacenar lo que se desee sin que quede a la vista, algo ideal para esas viviendas que cada vez van acotándose a unas dimensiones mucho más reducidas.

¿Por qué usar canapés en el hogar?

Cada vez hay más familias que modifican sus camas para tener canapés. ¿El motivo? Además del creciente problema del espacio disponible, todas las ventajas que estos proporcionan para quienes quieren disfrutar de más superficie a su disposición en el hogar. Vamos a ver todo lo que ofrecen en este sentido.

Múltiples usos

Los canapés tienen como prioridad principal el almacenamiento de todo tipo de objetos, no obstante, se pueden encontrar de todo tipo, con especializaciones de lo más interesantes. Así, por ejemplo, puedes hacerte con un buen canapé zapatero, que cuente con compartimentos pensados para guardar tus zapatos sin que queden a la vista.

Existen otras muchas alternativas, como puede ser el canapé tradicional, ese que simplemente habilita todo el espacio para que guardes lo que desees. Gozan de una versatilidad bastante interesante, para que puedas guardar en su interior todo lo que desees y aproveches al máximo cada milímetro que ocupan.

Restan muy poco espacio

La otra gran ventaja de los canapés en los hogares reducidos es que son algo que apenas resta espacio a tu vivienda, de hecho, la mayor particularidad que poseen es que, en realidad, no te quitan ni un milímetro extra. Al colocarse normalmente bajo la cama, se encargan de aislar toda su parte inferior para que guardes cualquier cosa.

Eso hace que, además de poder tener más espacio de almacenamiento, no lo hagas sacrificando ni un centímetro habitable de tu vivienda. Explotas mejor la superficie disponible y ganas en espacio a tu disposición. En definitiva, te ayudan restando poquísimo espacio, por no decir ninguno.

Mayor sensación de orden

Otro punto realmente interesante sobre los canapés es que, a pesar de poder introducir en su interior todo lo que desees, no van a dar sensación alguna de desorden, sino todo lo contrario. Aprovéchalos cuanto quieras, porque a cambio lo que vas a obtener es, además de más espacio a tu disposición, una mayor sensación de orden en el hogar.

El motivo es sencillo. Al poder introducir más cosas en ellos, restas elementos que pudieran dar sensación de desorden al estar fuera. Guardas todo lo posible ahí dentro, aprovechando cada rincón disponible para tener así más espacio despejado fuera y sentir que todo está más ordenado.

¿Qué otros trucos sirven para aprovechar mejor el espacio?

Aunque contar con canapés prácticamente en cada cama es un buen punto a favor, existen otros trucos que pueden ayudarte a aprovechar mejor el espacio de casa, o al menos a ganar sensación de amplitud. Puedes capear esas reducciones de espacio para ver que tu hogar es mucho más grande de lo que parecía.

¿Cómo? Jugando con las texturas de suelo y paredes, ordenando los objetos decorativos que tengas de forma creciente o decreciente con respecto a sus tamaños, o incluso apostando siempre por el juego con las formas geométricas. Son aspectos a tener muy en cuenta, ya que generan la sensación de que hay más espacio a tu disposición.

Por otra parte, el uso de estanterías sencillas, de muebles que no sean sobredimensionados y eliminar cosas como cuadros recargados ayuda mucho. Aprovecha también la iluminación natural y no sobrecargues los espacios disponibles, porque todo eso poco a poco irá generando una mayor sensación de espacio y, en definitiva, de comodidad. De hecho, te permitirá aprovechar mejor todo lo que tienes a tu disposición.

Las viviendas pueden haberse encarecido y ser más pequeñas, pero con algo de ingenio siempre se pueden encontrar soluciones eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: