Autocontrol del INR

¿Por qué es necesario llevar el autocontrol del INR?

Los tiempos de coagulación que tiene una persona son indispensables para una óptima salud. Sin embargo, existen casos en que estos valores pueden estar alterados y generar como consecuencia que el paciente entre en riesgo de sufrir de una trombosis o de hemorragias diferentes. Para ayudar en este proceso, el autocontrol del INR es la opción más acertada.

El uso de equipos y herramientas orientadas al tema de la salud, pero que pueden ser utilizados desde casa, es una realidad hoy en día. Aunque todavía falta mucho por avanzar en distintas áreas, hoy vemos con facilidad cómo las personas diabéticas pueden medir el nivel de glucosa en sangre en casa y asimismo está sucediendo con el INR para el tema de la coagulación.

Para cumplir con este objetivo, el uso del coagulometro es lo más recomendable, ya que permite obtener los resultados en bastante poco tiempo con el uso de una gota de sangre, lo que evita tener que hacer tantas visitas a los laboratorios y sufrir constantes extracciones de sangre.

El funcionamiento del coagulómetro

Disfrutar de un equipo de estas características es hoy algo bastante posible y que se puede consultar con el médico de cabecea para establecer las pautas correctas de uso y los valores que están permitidos según la condición específica que tenga cada persona.

Coagulometro

Sin embargo, vale la pena saber que con solo tres pasos es posible obtener los resultados, sin dedicar muchas horas y sin necesidad de salir de casa. 

Estos pasos son:

  • Encender el equipo y colocar una tira reactiva dentro del mismo. Éstas se incorporan generalmente con la primera compra y después se deberían poder adquirir en cualquier farmacia para continuar con su uso.
  • Punzar un dedo con el aplicador que incorpora el coagulómetro. Esta punción es bastante pequeña y casi indolora, porque solo se realiza con el fin de obtener una única gota de sangre.
  • Colocar una gota de sangre en la tira reactiva y esperar a que los resultados se muestren en la pantalla LED.

Ventajas del autocontrol del INR

Después de haber visto la facilidad que tiene el uso del coagulómetro, llega el momento de explorar las ventajas que este tipo de práctica traerá consigo, tanto para la vida del paciente como para las decisiones que serán necesarias tomar por parte del profesional de la salud. 

Dentro de las más importantes tenemos:

  • Valoración de los tratamientos: el uso de tratamientos se establece según ciertos protocolos, pero no en todos los casos éstos funcionan igual, por lo que disponer de una valoración regular de los niveles de INR será fundamental para reconocer si se va por buen camino o hace falta establecer algún ajuste.
  • Reduce las posibilidades de complicaciones: esto es muy importante, porque cuando un paciente observa que sus niveles están desordenados según las pautas indicadas por el médico, puede solicitar ayuda profesional con prontitud y recibir el tratamiento adecuado, evitando así que la situación pase a mayores.
  • Facilidad para desarrollar una vida normal: ya que el coagulómetro es portátil, se podrá llevar a cualquier lugar, ya sea el trabajo, el gimnasio o de vacaciones. Esto ayudará para que la persona pueda tener una vida lo más normal posible sin dejar de atender a su situación de salud.
  • Menos molestias que con las pruebas de laboratorio: en contraste con las pruebas de laboratorio, el coagulómetro tiene dos beneficios determinantes, como que es un sistema menos invasivo y, por ende, menos doloroso. Y también es mucho más cómodo de aplicar, ya que no se tendrá que salir de casa.

La salud no es un tema de juego y eso lo sabemos todos, es por esta razón que contar con el mayor apoyo para lograr estar sanos y activos la mayor parte del tiempo es algo clave y, en este caso, ya existe una buena solución para quienes tienen problemas de coagulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: