Photocall para tu fiesta

Por qué instalar un photocall para tu fiesta

El photocall es una de las mejores formas de darle a una fiesta un toque creativo y distintivo. Por supuesto, hay muchas variedades diferentes y con ellas, muchos accesorios que los invitados pueden utilizar para tomarse las fotos más divertidas.

Una fiesta no es una fiesta sin fotografías. En todo tipo de evento siempre se hace un registro fotográfico de los invitados, de la decoración, así como de cada momento especial. Por eso, el photocall puede convertirse en una gran manera de guardar el recuerdo de la celebración, además de una alternativa para entretener a tus invitados y marcar la diferencia.

Contenido

Una marca distintiva para tu evento

El photocall es tendencia desde hace ya unos años en todo tipo de celebraciones. Consiste básicamente en una zona para hacer fotos divertidas, con una decoración específica que le permite a los invitados disfrazarse, llenarse de accesorios o posar con un fondo creativo. A menudo, el fondo es totalmente personalizable, con formas variadas y características específicas, según los deseos de cada anfitrión. Gracias a la variedad, son utilizados en eventos corporativos, fiestas de cumpleaños, bodas, comuniones, bautizos o entregas de premios.

Es cierto que, hace un tiempo, quienes mayormente los utilizaban eran las estrellas de televisión o las celebridades para eventos privados. Sin embargo, con el paso del tiempo esta realidad fue cambiando, y hoy en día, son muchas personas las que eligen el photocall para sus fiestas. Incluso algunos bares o discotecas han comenzado a implementarlos en las entradas de los locales. Además, su formato ha ido cambiando hasta convertirse en lo que es en la actualidad. Por lo general, se contrata a un fotógrafo profesional, quien es el encargado de retratar a los invitados con el fondo y los accesorios elegidos.

Marca distintiva para tu evento

Las posibilidades que existen para el fondo son realmente muy variadas, ya que depende más que nada del tipo de evento para el que se utilizará. En los eventos corporativos, por ejemplo, las empresas suelen utilizar fondos con su logo característico, frases o eslóganes publicitarios. Sin lugar a dudas, es una muy buena manera de publicitar una marca, ya que en ocasiones, las fotos tomadas con el photocall son subidas y compartidas en las redes sociales. Por eso, son también colocados durante lanzamientos de productos, libros, o algún tipo de servicio.

Una alternativa sencilla

Una de las grandes ventajas del photocall es que tampoco es necesario incurrir en demasiados gastos ni complicaciones para colocarlo. Sólo hace falta contar con una pared libre, o algún espacio en el techo del que se pueda colgar la lona que hará de fondo. En cuanto a los accesorios, éstos pueden estar también colgados ordenadamente en alguna parte de la pared o dispuestos en una caja cerca del fondo, al alcance de los invitados.

Las variedades de accesorios son tan infinitas como las de los fondos. Normalmente, se compran en conjunto, de modo que combinen unos con otros. Es decir, si el fondo es floreado o con motivos primaverales, muchas personas eligen que los accesorios también lo sean. A menudo, también se utilizan marcos como photocall, fondos con brillos, con fotografías (especialmente en el caso de fiestas de cumpleaños, bodas o bautizos), con estampas. También pueden ser tematizados, como los photocall hippies o aquellos con orificios en los cuales se puede meter la cabeza.

Si se trata de photocalls infantiles, normalmente se caracterizan por temáticas de superhéroes o dibujos animados, animales, formas divertidas y coloridas. Los accesorios en estos casos pueden incluir gafas de cartón, antifaces, globos, caretas con formas de emojis o pelucas. En el caso de los eventos más formales o corporativos, es probable que las opciones cambien un poco, y se caractericen por algunos rasgos especiales, respectivos a la marca o al nombre de la empresa.

En definitiva, el photocall es una de las mejores alternativas para darle a una fiesta un toque especial, que se diferencie y permita a los invitados pasar un buen rato tomándose fotos que quedarán para el recuerdo. Además, es una gran oportunidad para ponerse creativos y dejar volar la imaginación, encargando un photocall original que sea uno de los centros de atención durante todo el evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: