Ortodoncia invisible

Invisalign: descubre las ventajas de la ortodoncia invisible

El cuidado de la dentadura y su aspecto es una de las mayores preocupaciones de millones de personas en nuestro país. Unos dientes cuidados y con buen aspecto ayudan a transmitir una buena imagen y por ello es fundamental realizar todos aquellos tratamientos que estén a nuestro alcance para lograr este objetivo.

Los antiestéticos tratamientos de ortodoncia de hace años han dado paso a una nueva generación de tratamientos. En la actualidad, la mejor técnica de ortodoncia permite llevar brackets invisibles cuya efectividad es la misma y son prácticamente imperceptibles por otras personas. Es el método conocido como invisalign y está acaparando todas las miradas de los consumidores. 

¿En qué consiste la ortodoncia invisible Invisalign?

La ortodoncia invisible era el sueño de quienes tenían que someterse a este tratamiento para mejorar su dentadura. Este método ha supuesto un gran cambio a nivel estético y doctores de las mejores clínicas dentales del país ya lo usan en sus pacientes de manera habitual. El sistema Invisalign ayuda a alinear los dientes para mejorar la sonrisa y funciona con unos alineadores diseñados para cada paciente a medida.

Ortodoncia invisible Invisalign

Estos alineadores son invisibles y removibles, es decir, se deben sustituir cada cierto tiempo por otros nuevos, normalmente cada 15 días. Cada nuevo alineador que se usa en los dientes es ligeramente distinto al anterior para que, de esta forma, los dientes se vayan colocando en su ubicación correcta poco a poco. Esto permite conseguir la posición deseada de forma más rápida a la vez que invisible, evitando los antiestéticos brackets metálicos de antaño.

Estos alineadores se tienen que llevar puestos durante todo el día, aunque se pueden retirar fácilmente para lavarse los dientes o para comer, así que también supone una mejora en la higiene bucodental. Esto supone una gran diferencia respecto a los brackets más antiguos, que eran permanentes y resultaba complicado tanto comer con normalidad como mantener los dientes limpios.

¿Cómo se lleva a cabo este tratamiento de ortodoncia invisible?

Para poder realizar el tratamiento de Invisalign es necesario realizar un estudio previo en la clínica en la que se desee comenzar el mismo. Esto es fundamental porque gracia al estudio previo se podrá determinar la situación inicial de la posición de los dientes para poder valorar las posibles necesidades del tratamiento.

Una vez se conocen las zonas de la dentadura en la que será necesario colocar los alineadores se hace un escáner bucal y una sesión de fotos para que así conste el punto de partida del tratamiento e ir comprobando su evolución hasta que éste finalice. En las clínicas más avanzadas tecnológicamente, se muestra a los pacientes cómo será el resultado final tras el tratamiento a través de un software para que así el paciente valore de mejor forma el mismo.

La estética y la comodidad, las principales ventajas del tratamiento

El tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign trae consigo múltiples ventajas para los pacientes, pero las dos más importantes son sin duda la estética y la comodidad. Los alineadores Invisalign dan una mayor libertad al usuario de elegir cuándo llevarlos puestos y cuándo no. De esta forma, además de quitarlos para comer o para lavarse los dientes, también se pueden retirar en un evento especial, boda o reunión importante.

Además, con el Invisalign es posible hacer deporte con total normalidad, a diferencia de otros sistemas de ortodoncia. Y es que el riesgo de sufrir heridas por golpes o similares se ve reducido drásticamente respecto a otros sistemas de brackets. También hay que destacar que llevar el Invisalign resulta mucho menos traumático.

Y es que, como los alineadores se van sustituyendo cada cierto tiempo, no se nota a primera hora una fuerza demasiado intensa sobre los dientes. El empuje de los alineadores es más suave y controlado y por tanto la mayoría de los pacientes no llegan a notar nada, con la ventaja de conseguir los mismos resultados. 

Otra ventaja que hay que destacar es que el número de visitas al ortodoncista se ve reducida de manera drástica. Si todo va bien tan solo hay que revisar la evolución cada 2 o 3 meses en función del paciente y en cada revisión se hará entrega al paciente del número de alineadores necesarios hasta la siguiente revisión.

Como se puede apreciar son muchas las ventajas que el Invisalign aporta para los usuarios que necesitan un tratamiento de ortodoncia para corregir una mala ubicación de sus dientes. Es por ello que se considera como una de las innovaciones más destacables en el sector de la estética dental en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: