Objetivos SMART

Objetivos SMART: ¿Qué son y cómo aplicarlos a tu emprendimiento?

Si hay algo que siempre se plantea, a la hora de comenzar un emprendimiento o llevar a cabo acciones específicas, es el tema de los objetivos. Tener claro cuál es la meta a la que se quiere llegar hace que, todo lo que se haga, sea más productivo dado que hay un fin específico. Ahora, deben ser realmente claros y útiles. En este artículo, vamos a contarte sobre los objetivos SMART para que puedas aplicarlos en tu emprendimiento.

Como ya mencionamos, los objetivos son una especie de guía. Sirven, principalmente, para orientar todas las acciones y esfuerzos hacia un único fin (o varios, dependiendo de cuales sean los objetivos). Es por esto que es muy importante definirlos de forma correcta. En este punto, vamos a entrar en los objetivos SMART.

¿Qué es un objetivo SMART?

Se le llama objetivo SMART a aquel que cumple con cinco características: ser específico, medible, alcanzable, relevante y estar limitado temporalmente. Justo de estas características es que deriva el nombre. En inglés, SMART es un acrónimo de: specific, mensurable, achievable, relevant y timely.

Los objetivos SMART, en realidad, deberían ser lo mismo que el resto. Simplemente que, muchas personas, no tienen en cuenta las características que realmente tiene que cumplir un objetivo para que sea funcional. 

En el caso de un emprendimiento digital, este tipo de metas te ayudará a saber qué recursos necesitas en tu web. No es lo mismo contratar un hosting para un proyecto que no tiene deseos de crecer geográficamente, que para uno que sí. A esto nos referimos cuando decimos que sirven de guía. En este caso particular, te ayudan a determinar qué tipo de alojamiento web quieres contratar.

Entonces, ¿cómo crearlos?

Al igual que lo mencionamos con anterioridad, los objetivos SMART deben cumplir ciertas características. Para crearlos, asegúrate de estar abarcando todos los detalles:

Específico

Un objetivo tiene que tener un grado de detalle bastante alto. No puede ponerse como meta algo general como: expandir el servicio geográficamente. Para transformar este objetivo en algo más específico y acorde a los SMART, debería ser: expandir el servicio a 5 nuevos países. ¿Ves la diferencia?

Medible

KPI

De lo específico se desprende lo medible. Para que un objetivo pueda medirse, debe tener un grado de especificidad alto y, lo más importante, debe ser concreto. 

Muchos emprendimientos tienen como objetivo aumentar el reconocimiento de su marca (en palabras más sencillas, ser más populares). Pero, ¿cómo mides esto?. En este punto, es importante saber dónde estás parado. Si no tienes conocimiento sobre esto o no sabes cómo medirlo, tampoco podrás evaluar el resultado de las acciones que lleves a cabo.

Retomemos esto de “ser más populares”. Una forma de hacer que ese objetivo sea medible, sería transformarlo: aumentar un 30% los seguidores en redes sociales. Esta es una información que debe transformarse en un KPI para que puedas medirlo a lo largo del tiempo.

Alcanzable

Con esto nos referimos, básicamente, a que tengas los pies sobre la tierra. Claro que un objetivo sería llegar a todo el mundo con tus productos pero ¿es posible en el tiempo que estimas? ¿tienes los recursos? ¿dispones de las horas?.

Los objetivos deben ser realistas, tiene que adaptarse a lo que tienes ahora y a lo que podrás llegar a crecer en el periodo determinado. Ponte objetivos más cortos, pero alcanzables así no te frustras.

Relevante

La relevancia va a ir de la mano de los objetivos generales del negocio. De nada sirve tener como objetivo adquirir leads o clientes de otros países si no hay nadie que los gestione, por ejemplo. Debes tener en claro la importancia que tendrá el objetivo en cuanto a ganancia (no necesariamente de dinero).

Temporario

Calendario

Al hablar de “temporario”, nos referimos a que debe tener un tiempo límite. No puedes tener un mismo objetivo y decir “hasta que lo cumpla”, porque no generará un desafío. 

Los objetivos, además de ser guías, sirven para aumentar la motivación general del negocio. Cumplir con las metas es una forma de validar todo el esfuerzo que se destina a un emprendimiento. Pon fechas límites para cumplirlos.

¿Para qué sirven? Algunos beneficios

#1 El panorama de visión sobre el negocio aumenta de forma considerable. Tienes mayor claridad sobre lo que deseas lograr.

#2 Las estrategias que llevas a cabo están focalizadas en un objetivo determinado. Orientas el esfuerzo al cumplimiento de una meta.

#3 Puedes establecer un orden de prioridad a la hora de hacer tareas, sabes dónde tienes que focalizar.

#4 Tienes la posibilidad de optimizar procesos basado en lo que quieres lograr.

#5 La productividad es mucho mayor al tener un objetivo claro.

#6 Gracias al aumento de la productividad, crece la rentabilidad del emprendimiento.

#7 Los objetivos SMART ordenan y clarifican el plan de negocio para poder ejecutarlo de la manera más rentable para el emprendimiento.

Eficiencia

Después de toda esta información, llegó la hora de que te pongas a trabajar. ¿Ya conoces tus objetivos SMART?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: