Normas ISO

Qué son las normas ISO y cuál es su finalidad

La organización ISO, denominada Organización Internacional de Normalización, es una institución que fue fundada para la creación de estándares internacionales, creando protocolos de actuación para diferentes actividades industriales y comerciales en todo el mundo.

Se trata de una organización independiente formada por varias organizaciones de estandarización de 163 países y que ejercen de forma voluntaria.

En conjunto, se han establecido 20 mil estándares que cubren procesos de manufactura y tecnología, agricultura, sanidad y seguridad alimentaria. De esta forma se logra que empresas de todo el mundo puedan crear productos y servicios que sean fiables y seguros, minimizando los errores y desarrollando un comercio global con bases justas a través de procesos estandarizados.

¿Cuál es la finalidad de las normas ISO?

Siendo un grupo de protocolos que permiten organizar la gestión y los procesos de una empresa, su finalidad es ofrecer herramientas y sistemas que puedan ser aplicados en todo tipo de empresas y organizaciones de forma que se cree una uniformidad de procesos en todo el mundo.

Por ejemplo, la norma de filtración ISO 16890 sustituye las normas estadounidenses y europeas con respecto a la filtración de partículas desprendidas al ambiente durante procesos industriales.

ISO

Las normas ISO se utilizan principalmente para lo siguiente:

  • Conseguir una mayor satisfacción de los clientes, atendiendo a las diferentes necesidades que pueda tener el mismo.
  • Alcanzar determinados niveles de calidad durante el desarrollo de productos o servicios, haciendo además que las empresas se vuelvan capaces de reducir costes, aumentar los márgenes de rentabilidad y de productividad en aquello que comercializa.
  • Evitar que se produzcan problemas dentro del proceso productivo o cuando se ofrezca algún servicio al cliente, haciendo más competitiva a la empresa.
  • Estas normas permiten a los gobiernos controlar que los distintos productos y servicios cumplen con procesos que garantizan la calidad y el respeto por el medio ambiente, además de respetar condiciones mínimas de seguridad. Todo lo anterior es de vital importancia para el desarrollo de actividades de comercio internacional.

Implantación de normas ISO dentro de una empresa

Cuando se tenga referencia exacta de la norma que se necesita implementar, es necesario realizar análisis que determinen la mejor forma de adaptar los procesos para que coincidan con los establecidos por la norma estandarizada.

Puede que inicialmente la directiva y gerencia tengan pensado realizar esta transición por cuenta propia, pero dada la cantidad de información y la experiencia necesaria para el procedimiento, se requiere la ayuda de una empresa especializada en esta gestión.

Las consultoras especializadas en la certificación de normas ISO cuentan con la experiencia suficiente para lograr una transición eficiente y con el mínimo de complicaciones posible.

Gracias a sus conocimientos, las empresas consultoras pueden determinar la mejor forma de adaptar los sistemas de gestión de una empresa, teniendo como enfoque el cumplimiento de las normas estandarizadas del sector, e implementándolas de forma segura y optimizando la mayor cantidad de recursos posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: