Beneficios de hacer puzzles

Descubre los múltiples beneficios de hacer puzzles

Los puzzles, además de divertidos y entretenidos, resultan excelentes para estimular el cerebro, desarrollar habilidades cognitivas y mejorar el funcionamiento de la memoria. Desde pequeños los utilizamos como un simple juguete, sin advertir la importancia que pueden llegar a tener o la cantidad de beneficios que nos ofrecen a cualquier edad.

En las siguientes líneas te contamos algunos de los maravillosos beneficios que tienen los puzzles. Seguro que después de la lectura te animarás a comprar puzzles para disfrutar en familia y compartir ratos agradables mientras retamos al cerebro a organizar todas las piezas en la posición correspondiente.

Favorecen la concentración

Tanto los niños como los adultos que se dedican a completar un rompecabezas, ejercitan su capacidad de abstraerse y enfocarse en un objetivo único para poder elegir qué pieza encaja en determinado lugar. Este ejercicio permite que mejore su nivel de concentración y aprendan a organizar información, lo cual supone una ventaja para tareas importantes como el estudio.

Desarrollan la memoria visual

Marcas como los puzzles Eurographics ofrecen un atractivo visual impresionante y hacen que los pequeños ejerciten su memoria visual, ya que necesitan observar de forma constante la imagen original para determinar en qué posición ubicar cada pieza. Así se ejercita la parte de la memoria relacionada con la percepción, almacenamiento y recuperación de imágenes visuales. 

Incrementa la atención a los detalles

Aquellos puzzles donde las piezas son muy similares en cuanto a forma y color, necesitan de mayor atención a los detalles. Gracias a ellos es posible entrenar el ojo para detectar pequeñas diferencias en cuanto a color y forma de las imágenes, algo que se transfiere al resto de aspectos de la vida, logrando que las personas se vuelvan más detallistas con aquello que les rodea.

Ejercita la memoria

Se trata de un ejercicio mental importante y por lo tanto, durante el juego con un puzzle se refuerzan las conexiones neuronales, por consiguiente la velocidad mental se incrementa y los procesos de pensamiento son más eficientes. Gracias a lo anterior, se ejercita la parte del cerebro relacionada con la información necesaria para el funcionamiento de la memoria a corto plazo.

Enseña relajación y reflexión

Al concentrarnos durante tanto tiempo delante de un puzzle que reta nuestro intelecto, es posible aprender valiosas lecciones sobre relajación y reflexión, permitiendo que se ejercite igualmente el autocontrol e incluso se mejore considerablemente nuestra capacidad para resolver problemas aplicando la lógica y formulando teorías.

Incrementa la productividad

Debido a todo lo anterior, es posible notar cómo comenzamos a sentirnos menos estresados y como se vuelve más sencillo concentrarse en una tarea específica, sea el estudio o el trabajo, logrando que nuestra productividad se dispare. Esta clase de juegos es necesaria para personas que trabajan en actividades desgastantes y que requieren un tiempo de relajación mental.

Finalmente, los puzzles en familia o con amigos también pueden ayudar a mejorar la habilidad de trabajar en equipo, una cualidad bastante útil dentro del mundo laboral. Además, resultan un pasatiempo ideal para disfrutar en casa en tiempos de pandemia como el que vivimos en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: