Robert Mueller

Robert Mueller. Foto de Twitter.

Mueller reconoce que no podía imputar a Trump porque la ley se lo impide

El fiscal especial Robert Mueller ha cerrado formalmente la investigación de las injerencias rusas en la campaña electoral de 2016, donde reveló que el motivo por el que no acusó a Donald Trump de un delito de obstrucción a la justicia, es que la ley impide imputar a un presidente en activo y sólo el Congreso de los Estados Unidos puede demandar a un presidente en ejercicio. «El presidente no puede ser imputado por delitos mientras esté en desempeño de su cargo, pues así lo establece la constitución», dijo Mueller en una conferencia de prensa en la sede del departamento de Justicia en Washington.

Su discurso reavivó de inmediato el llamado a que se despida a Donald Trump, un tema que divide profundamente a los demócratas. El presidente republicano, por su parte, aseguró que los comentarios del fiscal Mueller no cambian en «nada» su «inocencia». «¡El caso está cerrado! Gracias «, dijo, ansioso por cerrar el archivo que ha envenenado los dos primeros años de su mandato. «¿Cómo despedir a un presidente republicano por un crimen cometido por los demócratas? ¡Caza de brujas! «Insistió en Twitter.

No hay «evidencia» de un acuerdo entre Moscú y el equipo de Trump

Para sorpresa de todos, Robert Mueller habló antes por primera vez desde que se le pidió en mayo de 2017 que arrojará luz sobre la interferencia de Rusia en la campaña presidencial estadounidense de 2016. En un discurso de diez minutos, el ex director de la Policía Federal (FBI) reiteró que no había recopilado «pruebas» de un acuerdo entre Moscú y el equipo del candidato Trump. Robert Mueller, sin embargo, subrayó que no podía exonerar al presidente de las sospechas de obstrucción de la justicia. «Si tuviéramos la convicción de que el presidente claramente no había cometido una ofensa, lo hubiéramos dicho», aseguró.

El fiscal especial, un hombre austero que realizó sus investigaciones fuera de la vista, quería que su intervención pública pusiera fin a su trabajo. Mientras los parlamentarios demócratas hablaban sobre la idea de escucharlo, él «esperaba» no tener que hacerlo. «No proporcionaré más información de la que es pública si testificara en el Congreso», dijo, refiriéndose a su informe de investigación, que «habla por sí solo».

Serie de presiones preocupantes sobre la investigación de Trump

Resumiendo sus principales conclusiones, reiteró que Rusia había desplegado «esfuerzos múltiples y sistemáticos» para influir en las elecciones de 2016. En más de 450 páginas, Robert Mueller detalla los numerosos contactos entre Moscú y el equipo del multimillonario republicano. pero concluye que no tiene «evidencia suficiente» de ningún acuerdo.

También describe una serie de presiones inquietantes sobre su investigación por Donald Trump, comenzando con un intento de despedirlo, pero sin finalmente recomendar cargos. «Un presidente no puede ser procesado por un delito federal mientras está en el cargo. Es inconstitucional «, dijo. Además, «sería injusto acusar a alguien de un delito si no puede defenderse ante los tribunales». Por otro lado, «la Constitución establece un procedimiento fuera del sistema judicial para acusar a un presidente en ejercicio», subrayó Robert Mueller con referencia al procedimiento conocido como «impeachment».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: