El modelismo de coches

Cuando el modelismo de coches quiere reflejar la realidad

Uno de los hobbies tradicionales en la actualidad es el modelismo en sus distintas vertientes. Desde los clásicos militares, con sus tanques y aviones de guerra hasta los coches de carreras o de lujo, las maquetas a escala son una pasión para aquellos aficionados que dedican horas y horas a que sus creaciones sean lo más fieles posibles a los objetos reales.

Y uno de los elementos que más contribuye a esto es, sin duda alguna, los colores y la pintura que se utiliza. No solo se debe encontrar el tono perfecto, sino que el tipo de pintura tiene que dar con los brillos precisos para que una superficie, por lo general de material plástico, imite a la perfección el metal del automóvil verdadero.

El esmalte adecuado para el aerógrafo o el pincel

La industria de los esmaltes ha logrado productos de altísima calidad que el modelista tiene a su disposición para dejar volar su creatividad a la hora de decorar coches de carreras o clásicos.

Coche pintado

Sin importar la técnica que utilice, las pinturas para modelismo de coches están disponibles en los colores exactos de cada modelo real, como el rojo tradicional Alfa Romeo de la F1 de los años 50, el azul Brabham de los 70 o el gris plateado de los McLaren Mercedes de finales de los 90. En manos expertas, las maquetas terminadas lucirán idénticas a aquellos recordados bólidos de las pistas.

Tipos de pinturas para el modelismo

  1. Pinturas en esmalte: para los principiantes en modelismo de coches es un buen inicio, ya que son las más adecuadas para usar pincel. No es necesario diluir la pintura, se puede aplicar directamente del bote. Están elaboradas con base de aceite.
  2. Pinturas acrílicas: estas pinturas mayormente son usadas por los más experimentados. El aerógrafo siempre logra cubrir lo que el pincel a veces puede dejar pasar, sin embargo, no todos saben usar adecuadamente esa herramienta. Las pinturas que se utilizan son con base de agua, por lo que se pueden diluir con alcohol etílico o metílico.
  3. Óleos y pasteles: están compuestas por aceite de linaza mezclado con pigmentos molidos que se solidifican al estar expuestos al aire. Son excelentes para mezclarse con pinturas de esmalte. Dada su consistencia, algo más viscosa, es recomendable aplicarlas únicamente con pincel.

Consejos para obtener buenos resultados

El abecé para pintar coches a escala no difiere de aquellas otras maquetas, sean aviones o vehículos militares. Salvo las tonalidades y brillos de la pintura a utilizar, las técnicas son prácticamente las mismas y se pueden resumir en:

  1. Lavar la maqueta con alguna solución jabonosa para quitar restos de grasa, huellas digitales, etcétera.
  2. Lijar imperfecciones con lijas para modelismo. Se debe tener sumo cuidado porque las superficies plásticas se rayan fácilmente.
  3. Dar una imprimación con aerógrafo. Para colores claros, una imprimación blanca es la que mejor base le confiere.
  4. Lijar con grano ultrafino de 1000 o 1200, al agua.
  5. Pintar con aerógrafo, en pasadas suaves de pintura. Siempre es preferible dar 3 o 4 capas finas, dejando secar entre ellas, que una sola capa más gruesa.

Con respecto a la calidad de los esmaltes, se deberá hacer el equilibrio entre lo que se espera de la maqueta terminada y lo que se quiere invertir. Si el modelo a escala será presentado en alguna exposición, o tal vez querrá ponerse a subasta en algún sitio de coleccionistas, no se debe correr el riesgo de lograr un resultado mediocre, que poco refleje la realidad por ahorrar tan solo unos euros en pinturas u otros materiales.

Lo barato sale caro

Gastar menos dinero es la alternativa que muchos modelistas suelen elegir. El proceso de pintura puede variar entre un par de días y una semana, dependiendo del tipo de material, el estado de la maqueta, y por supuesto, el grado de detalle que el modelista quiera lograr. En algunos casos puede justificarse una pintura barata, pero probablemente se tenga que repintar el modelo al poco tiempo.

Por eso siempre es recomendable apostar por herramientas y productos de calidad: aerógrafos, conjuntos de máscaras y lacas transparentes. Asimismo, conocer sobre los colores por fabricante, colores de efecto, colores sólidos, productos de acabado, calcomanías e imprimaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: