Mayor premio de una tragamoneda

¿Cuál ha sido el mayor premio de una tragamoneda?

Las máquinas tragamonedas o slots son muy frecuentes en la sociedad desde hace tiempo. Las podemos encontrar en bares, casinos o incluso ya por internet, con efectos y gráficos muy mejorados a las de hace unos años. Un elemento de juego de los más reconocidos desde siempre. Además, es uno de los juegos más utilizados para ganar dinero o para pasar un buen rato, pero la verdad es que son sorprendentes las ganancias que pueden generar con la partida correcta.

Su historia comenzó a finales del siglo XIX en Estados Unidos y precisamente fue allí, en Las Vegas, una ciudad que tiene mucho más que casinos para visitar, donde se ha repartido el mayor bote de estas máquinas. El hecho se produjo en el año 2005 con un premio que casi llega a los 40 millones de dólares, 39,7 concretamente. Esta es la marca más alta que se conoce que se haya repartido nunca, lo que sin duda no deja de ser una sorpresa. 

Cinco años antes, en la misma ciudad, pero en distinto casino, se entregó el segundo mejor bote de una máquina tragamonedas. En este caso fueron prácticamente 35 millones de dólares en un casino que actualmente ya no existe.

Sin comparación con otros premios

Lo cierto es que es tremendamente complejo ganar esa gran cantidad de dinero en un día de suerte. Para hacernos una idea, el mayor premio repartido en un torneo de póker, que se sepa, es de 18 millones de dólares, la mitad prácticamente, y para ello el campeón necesitó muchas horas de preparación y unos conocimientos muy importantes sobre este juego de cartas.

Así, aunque a veces la gente prefiere cambiar de modalidad y apostar en lugares como las ruletas, el blackjack o el propio póker, juegos en los que parece que tú decides algo más que en las tragamonedas, la realidad es que luego los premios buenos son muy inferiores y por lo tanto, es complicado tener unas ganancias similares.

Por todo esto, hay personas que prefieren probar con las tragamonedas online gratis antes de apostar, algo que se permite desde hace tiempo gracias a la tecnología, ya que hay algunas páginas de internet que ofrecen esta posibilidad con dinero ficticio y una gran variedad de temáticas muy llamativas.

¿En qué podría gastarlo?

Pero realmente, la cuestión que muchos se preguntarán es, si un día salgo de un casino con ese dinero, ¿qué haría con él? Hay infinidad de motivos en los que poder gastar esas cifras tan astronómicas que para mucha gente son impensables ganar ni siquiera a lo largo de toda su vida.

Para hacernos una idea, una persona con el sueldo mínimo de España, recientemente estipulado en 1050 € netos en 12 pagas, tendría que trabajar 3150 años para conseguir esa cifra de 39,7 millones. Lo que evidencia que salvo millonarios y gente afortunada, nadie dispondrá de ese dinero nunca.

Viajar en avión

Los viajes son una de las temáticas más recurrentes en este sentido. Si en tu banco tienes tal cantidad, entonces te puedes permitir ir a todos los destinos con los que soñaste siempre: Tailandia, la India, Nueva York, Cuba, Sudamérica, Nueva Zelanda, un safari por África, etc. Un sinfín de lugares que visitar y actividades que realizar para disfrutar de las diferentes culturas y paisajes que este planeta nos ofrece.

Un punto clave, por el que de hecho mucha gente fantasea con estos premios tan exagerados, es el poder quitarse la hipoteca, comprarse una casa, un buen coche o cubrir ciertos gastos.

Viajes, tapar agujeros y muchos caprichos más

No cabe duda de que ingresando varios millones de euros la escala socioeconómica de la persona en cuestión subirá bastante, salvo que antes ya manejara unas cifras parecidas. Y eso se debe de vivenciar en el día a día, pudiendo adquirir para él y su familia esos productos que antes no podía o quería comprar por miedo a pasarse.

Por último, está ese pequeño sueño que desde pequeños en general cualquier persona de la sociedad suele tener. Comprarse un barco, tener tu propio equipo de fútbol, poseer un avión privado, casarse en el lugar más impresionante del planeta con todo lujo de detalles, adquirir las joyas más preciosas del mundo o poder tener proyectos solidarios con una ONG, con el que ayudar a algún gremio necesitado, son solo algunos de los muchos ejemplos que se pueden realizar con una cantidad de dinero como esa en la cuenta bancaria.

En definitiva, ganar un buen premio económico, como el que se repartió hace ya más de 14 años en Las Vegas desde una máquina tragamonedas, teniendo el récor de una slot, permite a la gente poder cumplir con todo eso que se ha ido proponiendo a lo largo de su vida, además de alcanzar esos sueños con los que ha fantaseado siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: