Los Veintiocho siguen divididos en su postura sobre Venezuela

Banderas de los países miembros de la UE.

Los Veintiocho siguen divididos en su postura sobre Venezuela

Unos 20 estados miembros de la UE, incluida España, han reconocido oficialmente a Guaidó como presidente interino. Bruselas ha intentado sin éxito dos veces en menos de veinticuatro horas que los veintiocho hablen con una sola voz sobre Venezuela.

El intento del lunes por la mañana de dar la bienvenida a los estados miembros en torno a una declaración conjunta que otorga al autoproclamado Presidente Juan Guaidó la legitimidad para celebrar elecciones presidenciales se ha desvanecido. Al igual que el anterior que se inició en el domingo antes de ser interrumpido … el lunes por la mañana.

Por la tarde, durante una conferencia de prensa, Federica Mogherini tuvo esta frase desencantada: «Ha pasado mucho tiempo desde que dejé de preguntarme si los eventos harían mi trabajo más fácil. Estoy haciendo mi trabajo y eso es todo». La decepción de la jefa de la diplomacia europea es tal vez mayor que Italia, su país, que ha bloqueado el proceso nuevamente.

El ministro del interior italiano y hombre fuerte de la Liga, Matteo Salvini, había decidido unirse a la posición de Bruselas a pesar de su proximidad con el Kremlin. Pero el movimiento de 5 estrellas acampa en sus posiciones. Al temer la «interferencia» de Europa, sus líderes piden un diálogo con el presidente venezolano Nicolás Maduro. «Para imponer ultimátums, para imponer sanciones […]» está allanando el camino para la intervención militar «, dijo Alessandro Di Battista, uno de los líderes del M5S. «El movimiento de 5 estrellas y este gobierno nunca reconocerán a nadie que se proclame presidente», agregó.

Maduro bajo presión

Italia es el único de los Estados miembros que se ha opuesto tan objetivamente al proyecto de Bruselas. Pero otros países también han expresado cierta reticencia, sin ir tan lejos como para amenazar con bloquear el proceso político. Este es el caso de Irlanda, Grecia y Chipre. En este punto, no se planean nuevos intentos en los próximos días.

Federica Mogherini se está enfocando en la próxima reunión del jueves en Montevideo. Esta será la primera reunión del grupo de contacto internacional, cuya misión es organizar elecciones presidenciales «libres y democráticas» dentro de los 90 días.

Aunque los Veintiocho no lograron ponerse de acuerdo sobre una posición común, Europa ha podido, en las últimas horas, presionar a Nicolás Maduro. Por lo tanto, no es menos de veinte países europeos que el lunes anunciaron en cascada que reconocieron a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y le pidieron que organizara elecciones presidenciales. «Este es un reconocimiento de los venezolanos que nunca han dejado de luchar y no lo haremos hasta que tengamos democracia y libertad», dijo.

Los países europeos que reconocen a Guaidó

Entre estos países de la UE que reconocen a Guaidó esta España, Francia, Alemania, Gran Bretaña, los Países Bajos y Portugal, que a finales de enero habían presentado un ultimátum, en última instancia vano, a Nicolás Maduro. Así como Austria que se les unió el domingo. «Los venezolanos tienen derecho a expresarse libre y democráticamente».

España reconoce a Juan Guaidó como «presidente encargado» para poner en práctica un proceso electoral. Otros países se han añadido durante el día: República Checa, Estonia, Lituania, Letonia, Luxemburgo, Dinamarca, Polonia, Suecia, Bélgica, Croacia, etc.

«No todos los estados se han manifestado públicamente» cree un diplomático para dar más peso a este frente europeo, España habría propuesto a los otros Estados miembros que acordaron reconocer a Juan Guaidó en un comunicado conjunto. La iniciativa está en estudio.

Mientras que el Kremlin denunció «los intentos de los europeos por legitimar la usurpación del poder», el presidente venezolano multiplicó los discursos e iniciativas del lunes. En una declaración, el gobierno anunció su intención de «reevaluar por completo las relaciones bilaterales con estos gobiernos desde entonces hasta que renuncien al apoyo para los planes golpistas».

¿Qué consecuencias para las embajadas sobre el terreno? «Aún no sabemos qué tiene en mente el poder venezolano. Por nuestra parte, las relaciones diplomáticas no se rompen, reacciona una fuente europea. Bruselas también está considerando «sanciones individuales» dirigidas a los pesos pesados ​​de Venezuela, la congelación de activos y la prohibición de visas.

El objetivo es, por supuesto, no desestabilizar un poco más al pueblo venezolano gravemente afectado por la crisis económica que atraviesa el país. Para contrarrestar la escasez de drogas y la escasez de alimentos, la oposición a Maduro anunció el lunes por la noche la celebración de una conferencia internacional de ayuda humanitaria de emergencia, el 14 de febrero, en Washington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: