Johnson y Juncker

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el “premier” británico, Boris Johnson, en Luxemburgo el pasado 16 de septiembre.

Acuerdo entre Londres y Bruselas para un Brexit pactado

Después de varios días de negociaciones, Bruselas y Londres han firmado un nuevo tratado de divorcio. El texto aún debe ser validado por la Cámara de los Comunes y el Parlamento Europeo. Se necesitaron cinco días de conversaciones entre Bruselas y Londres para concluir un segundo tratado de divorcio, publicado el jueves (17 de octubre) por el primer ministro británico Boris Johnson y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker . El primero, el de Theresa May, aprobado en el otoño de 2018, había sido rechazado tres veces por la Cámara de los Comunes.

Todos los ojos están puestos en los parlamentarios británicos, que ahora deben ratificarlo. Porque para este nuevo texto, no se garantiza que Boris Johnson obtenga la mayoría. Este nuevo acuerdo de divorcio entre Johnson y la Unión Europea abarca la mayor parte del «acuerdo de retirada» firmado entre Theresa May y sus contrapartes en noviembre de 2018.

Pese al acuerdo, Boris Johnson se enfrenta en casa a la reticencia de su principal aliado, los unionistas del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP). Johnson ha recibido este jueves un duro golpe por parte del DUP, su líder, Arlene Foster, y su número dos y portavoz parlamentario, Nigel Dodds, han advertido en un comunicado conjunto; «No podemos apoyar lo que se está sugiriendo sobre la cuestión aduanera o sobre el consentimiento norirlandés a lo que se pacte, y hay una falta de claridad en el IVA», dice el texto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: