Padre e hija inmigrantes ahogados

Los cuerpos de Óscar y Valeria Martínez, en el río Bravo. JULIA LE DUC (AP)

La desgarradora foto de un padre y su hija ahogados en la frontera mexicana muestra el drama migratorio

Un inmigrante salvadoreño, Óscar, y su hija Valeria de casi dos años de edad, se ahogaron mientras intentaban cruzar el Río Bravo, Río Grande en la terminología estadounidense, para ingresar ilegalmente a Estados Unidos desde México, dijeron fuentes judiciales. Los dos cuerpos fueron encontrados el lunes en las cercanías de Matamoros, en el estado mexicano de Tamaulipas, según un informe de la justicia mexicana.

Las fotografías de los cuerpos del joven padre y de la niña flotando en el lado mexicano del río sorprendieron a la opinión pública mundial. Según el informe de la corte, el padre, un cocinero de 25 años, la madre de 21 años y su hija llegaron a Matamoros la semana pasada después de cruzar todo México. El domingo por la tarde, la familia decidió intentar nadar hacia el lado estadounidense de Río Bravo, acompañados de un amigo.

El padre tomó a la niña sobre su espalda y dentro de su camisa para cruzar el río. Pero, arrastrado por la violentas corrientes, ambos se ahogaron ante la impotente mirada de la madre, que pudo regresar al lado mexicano con vida, de acuerdo con las explicaciones que dio a las autoridades locales.

El gobierno mexicano ha sido objeto de duras críticas en los últimos días por su actitud hacia los inmigrantes. A finales de mayo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a todos los productos mexicanos importados a los Estados Unidos si Ciudad de México no detenía la ola de inmigrantes ilegales de América Central. El 7 de junio, los dos países llegaron a un acuerdo: Estados Unidos le dio a México 45 días para tomar medidas.

Una foto de AFP tomada durante el fin de semana, mostrando a dos mujeres y una niña arrestadas por miembros fuertemente armados de la Guardia Nacional de México cuando intentaban cruzar el Río Bravo para llegar a los Estados Unidos, provocó el incidente. Indignación y una oleada de críticas contra el gobierno mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: