Crew Dragon

Nasa.

La cápsula Crew Dragon de SpaceX ameriza con éxito frente a las costas de Florida

El primer viaje de astronautas a la órbita espacial hecho por la NASA y la empresa privada Space X ha concluido este domingo con éxito. El aterrizaje ha tenido lugar a las 20:48 horas (hora catalana) en el Golfo de México, frente a la costa de Pensacola (Florida), tal y como estaba previsto. «Bienvenidos al planeta tierra, gracias por volar con SpaceX», han bromeado desde el control terrestre de la NASA. 

Los dos tripulantes son dos astronautas de la NASA, Robert L. Behnken y Douglas G. Hurley, pero el éxito de esta misión supone un primer pilar para que más personas puedan ir al espacio y para que se inicie una nueva variedad de actividades que incluirían turismo espacial, investigación corporativa y reparación de satélites. 

Esta misión de la cápsula Crew Dragon ha sido operada por SpaceX, compañía de la que es director general Elon Musk, el co-fundador de la empresa de vehículos eléctricos Tesla, y que forma parte de los esfuerzos de la NASA para compartir algunos de sus servicios al sector privado. La NASA contrató dos compañías, SpaceX y Boeing, para proporcionar transporte de astronautas desde y hacia la Estación Espacial Internacional. Y fue SpaceX la primera en estar lista para enviar astronautas a la órbita.

Con todo, Behnken y Hurley iniciaron su viaje espacial a finales de mayo y la han concluido al cabo de dos meses (63 días). Es el primer aterrizaje en el agua de los astronautas de la NASA desde 1975, cuando las tripulaciones de la agencia espacial de Estados Unidos todavía volaban hacia y desde la órbita con los módulos Apollo, utilizados para las históricas misiones norte- americanas a la Luna. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha tardado en felicitarles mediante uno de sus canales de comunicación preferidos, Twitter.

¿Qué habían estado haciendo los astronautas en el espacio?

Básicamente dormir. Después de activar el sábado un serie de propulsores para activar la nave espacial hacia el lugar de aterrizaje previsto, dentro del horario de los astronautas había estipulada una noche entera de descanso.

Cualquier viaje de vuelta que exceda las seis horas debe ser suficientemente largo para que la tripulación pueda dormir un rato entre el desacoplamiento de la cápsula de la estación espacial y el aterrizaje, explica por correo electrónico Daniel Huot, portavoz de la NASA. Si esto no fuera así, con todo el proceso que conlleva el desacoplamiento, la tripulación estará trabajando más de 20 horas seguidas. «Esto no sería seguro en un aterrizaje en el agua como este», sentencia Huot. Este domingo por la mañana los controladores terrestres de la misión han enviado mensajes despertador a los astronautas hechos por sus hijos. Ya están en casa. 

Ahora, SpaceX necesita un mínimo de seis semanas para inspeccionar la cápsula -que será restaurada para emprender un nuevo vuelo la próxima primavera- y lanzar otro equipo a finales de septiembre. La próxima misión será con cuatro astronautas y con la previsión de que se pasen seis meses completos a bordo de la estación espacial. Una compañía de Houston dirigida por un ex funcionario de la NASA ha asociado con SpaceX para enviar tres clientes a la estación espacial el otoño de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: