Incubadora Despegue

¿Qué es la Incubadora Despegue y por qué es importante para los emprendedores?

La Incubadora Despegue se centra en el desarrollo de las capacidades de emprendedores y empresarios en general en relación con la implementación del marketing digital en sus negocios. Con más de 2.000 empresarios en sus programas y más de 50.000 alumnos en sus seminarios, la calidad salta a la vista.

El marketing digital no es tan fácil como lo pintan y no se basa en actividades aisladas en favor de obtener un resultado general. De hecho, tal y como lo describe el papel y la experiencia de Alexandra González Despegue, Directora de Proyectos de Incubadora Despegue, el marketing digital está compuesto por teorías y metodologías que no necesariamente son sencillas, aunque sí muy eficaces cuando se implementan bien, y las actividades deben ser el resultado de una estrategia integral realizada previamente.

Su papel como Directora de Proyectos es sencillamente ese: brindar un soporte estratégico y metodológico a los emprendedores. Aunque la finalidad de la incubadora va en otra dirección.

¿Cuál es la finalidad de Incubadora Despegue?

Aunque en la definición se podría hablar de una agencia de marketing digital con un grado de especialización que va más allá de la media general del sector, en la práctica, las labores de la incubadora distan mucho de ofrecer una carta de servicios a las empresas y abraza más el papel de una entidad formativa, con la mira puesta en del desarrollo de los emprendedores que pasan por sus programas.

En esencia, Incubadora Despegue es lo que es por su Programa Despegue, una metodología formativa intensiva dirigida a emprendedores que quieren recuperar el control de los esfuerzos relacionados con el marketing digital de su empresa. Y es que para nadie es un secreto que el éxito de un negocio está, en gran medida, en cómo se implementan las estrategias de marketing digital asociadas a la captación de leads, a la publicidad en redes sociales, a la incentivación para la compra y en relación con todas aquellas estrategias y técnicas de persuasión dirigidas a vender más y a un menor coste.

No obstante, también es cierto que no todos los empresarios de esta época tienen conocimientos sólidos en este campo, por lo que incurren en uno de los errores más comunes del marketing digital: depender de terceros.

Tomar el control y no depender de terceros

Precisamente, la finalidad de Incubadora Despegue a través de su programa de formación, con una duración de 4 meses, es que los emprendedores tomen el control de las tareas de marketing digital que se deben realizar, y con ello, recuperen la libertad y la certeza sobre cómo se están desarrollando las cosas. 

De acuerdo con la metodología del Programa Despegue, el emprendedor pasa por 3 etapas antes de lograr el ansiado control:

  • Etapa de dependencia: a sabiendas de la necesidad de utilizar el marketing digital para destacar y competir, se contratan los servicios en una agencia, de manera que se externaliza dicho servicio. Pero como se desconoce todo lo que rodea al funcionamiento de las estrategias, se depende de un tercero y aún eso no garantizará resultados. La dependencia puede ser tan mala como parece.
  • Etapa de independencia: los primeros meses en el Programa Despegue se encaminan a crear una conciencia del funcionamiento metodológico y técnico sobre el marketing digital, de modo que los emprendedores tengan la capacidad de tomar decisiones y hasta de implementar por cuenta propia todas las estrategias y tareas inherentes al marketing digital, que sean independientes. En este sentido pueden hacer la mayoría de las cosas sin ayuda y tener éxito, sin embargo, la independencia hace que se descuiden aspectos cruciales para el éxito estratégico de la empresa en general.
  • Etapa de delegación consciente: también denominada interdependencia. Es la delegación o externalización, pero con la conciencia clara sobre porqué se está delegando, sobre qué servicios son mejores en cada etapa del proyecto, sobre cuáles son las métricas más determinantes para tomar una u otra decisión. En esta etapa es posible apalancar las tareas de marketing digital y obtener el menor coste posible por cada venta realizada, algo que rara vez ocurrirá con una delegación dependiente, como sucede en la primera fase, en la que se encuentran la mayoría de los emprendedores en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: