Proceso de Segunda Oportunidad

El importante papel del abogado en el proceso de Segunda Oportunidad

Muchísimas personas pasan por verdaderos apuros económicos debido a malas decisiones. Una tasa de endeudamiento muy alta por la contratación de préstamos y tarjetas con intereses abusivos les ha terminado llevando a no poder ser hacer frente a los pagos pendientes. Cuando la situación se vuelve insostenible y no hay unos ingresos recurrentes con los que poder hacer frente a esas deudas, la situación se vuelve a crítica.

En estos casos, la ley de segunda oportunidad surge como un mecanismo adecuado para que estas personas en situación delicada puedan exonerarse de las deudas, comenzar una nueva vida sin ellas y partiendo de cero e, incluso, recuperar los intereses pagados de más si el juzgado estima que han sido abusivos y se declaran los contratos nulos.

El proceso de la Segunda Oportunidad

Esta ley entró en vigor en el año 2015, y tiene como objetivo aliviar una mala situación para un deudor, a la vez que salvaguardar los intereses de los acreedores. Tiene un importante carácter ético y puede ser un mecanismo eficiente a la hora de poder sanear las cuentas tanto de particulares o autónomos que se encuentran en una mala situación financiera. No todo el mundo tiene el derecho a acogerse a la ley de Segunda Oportunidad, hay que cumplir una serie de requisitos concretos, pero en buena parte de los casos se trata de una manera eficiente y efectiva de poder aliviar una situación que se ha vuelto insostenible. Esta ley surge como complemento a otra que ya se aplicaba y que se conoce como Ley Concursal.

Conviene tener presente que la ley de Segunda Oportunidad no es hacer borrón y cuenta nueva con cualquiera. Además de cumplir los requisitos, ha de demostrarse que esa persona que se encuentra en situación de impago está pasando por un mal momento, no que sea un deudor recurrente que no está actuando de buena fe. Es decir, que haya tratado de pagar, pero que ahora se encuentre en un momento delicado y por culpa del cual no puede hacer frente a los numerosos pagos que tiene abiertos.

Si se cumplen los requisitos, nada mejor que contar con un abogado segunda oportunidad, ya que se trata siempre de un apoyo indispensable para la fase judicial del proceso y sin el cual no será posible llevar a buen término la negociación. Exonerarse de las deudas si se cumplen con los requisitos supone una nueva manera de vivir y de poder comenzar a llevar una vida en el que las cuentas estén totalmente saneadas.

Por qué contar con un abogado en todo el proceso

Los abogados ley segunda oportunidad de Reclama Por Mí, un despacho de abogados especializado en derecho bancario, son los profesionales más indicados para acompañarte durante todo el proceso. De esta manera, conseguir el objetivo de poder librarse de las deudas y de recuperar el dinero que se ha pagado de más es mucho más sencillo.

Este despacho cuenta con una trayectoria intachable en cuanto a la resolución de casos de ley de segunda oportunidad. Sin la figura de un abogado es imposible llevar a buen puerto la fase judicial del proceso. En este tipo de juicios, un abogado cualquiera no será capaz de poder defender los intereses del perjudicado, ya que se trata de un área muy concreta del derecho la que debe ser tratada como debe. Por tanto, los abogados especializados conocen mejor que nadie como debe abordarse el juicio para poder llevarlo al lugar que corresponde.

Contar con los profesionales adecuados y que conocen como nadie la legislación, tus derechos y tus posibilidades, es una manera de apostar por el éxito del proceso judicial en la ley de Segunda Oportunidad. Una forma de apostar por lo que te interesa, por recuperar tu vida y tranquilidad tras tanto tiempo de agobios que te han dejado sin respiro.

Si deseas acogerte a la ley de Segunda Oportunidad y tu caso es viable, contactar con este despacho es la mejor manera de comenzar el proceso de liberación. Tras un estudio previo en el que no hay que pagar nada y tras asegurarse de la viabilidad de la reclamación, se ponen en marcha una serie de mecanismos que permitirán llevar al proceso al punto donde se desea. No debes preocuparte de nada, con una cuota mensual de 99 € tienes todo cubierto y cada vez más cerca tu sueño de poder llevar una vida totalmente diferente.

En Reclama Por Mí estudiarán tu solicitud para que esta pueda ser valorada y, en caso positivo, hacer que la ley se ponga de tu lado para poder comenzar de nuevo. Miles de personas ya han conseguido liberarse de las deudas gracias a este procedimiento jurídico que ahora tienes a tu disposición. No pierdas el tiempo, cuanto antes comiences antes tendrás una resolución qué te permitirá comenzar a vivir de otra manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: