Fotografía gastronómica

¿Por qué la fotografía gastronómica es importante?

La fotografía gastronómica es el arte de capturar imágenes de alimentos y platos terminados, con el objetivo de utilizarlas dentro de anuncios publicitarios, menús, libros de cocina, redes sociales y sitios web. Es un elemento clave para cualquier estrategia de marketing relacionada con el sector gastronómico.

Algo que sin duda deberíamos tener claro, es que la fotografía gastronómica no solo se basa en tomar fotografías a un plato de comida. Detrás de este trabajo existe una intención artística, siendo el resultado de unir el trabajo del chef y del fotógrafo, quienes a su vez dirigen un equipo enorme de personas que se encargan de que todos los elementos se combinen para lograr la imagen perfecta.

Según comenta José Salto, fotógrafo Málaga, en la fotografía alimentaria “se trata de capturar la verdadera esencia de los alimentos y del restaurante, a través de una lente, y de dotarles de una identidad y línea visual propia.” Una labor minuciosa cuyo objetivo principal es proyectar la imagen más apetecible de los alimentos para conseguir incentivar su consumo.

Fotografía gastronómica: comer con la vista

La fotografía es un elemento fundamental dentro de la experiencia gastronómica y la razón es bastante sencilla: los seres humanos tenemos la capacidad de saborear los platos con tan solo echar un vistazo a una imagen. Cuando la imagen contiene los elementos apropiados, nuestro deseo por ese alimento en particular se dispara.

Quizás la industria del marketing fue la primera en notar esto, pero dentro del contexto actual, donde las redes sociales dominan el panorama, la fotografía gastronómica adquiere una relevancia superior, especialmente para los dueños de restaurantes que buscan destacar frente a sus competidores.

Hacer fotografías de alimentos es un arte complejo, compuesto por una serie de trucos un tanto difíciles de dominar, por lo que es necesario contratar un profesional con amplios conocimientos en producción y dirección de arte, además de estilismo culinario si queremos lograr imágenes realmente atractivas para los potenciales clientes.

Este fotógrafo gastronomía Marbella tiene todos los conocimientos y la experiencia que son necesarios para esta tarea, garantizando imágenes de gran calidad desde un punto de vista técnico, pero además con alto valor artístico y que consiguen cumplir con los objetivos de marketing planteados por el restaurante o chef.

¿Por qué resulta tan importante la fotografía gastronómica?

Gracias a una producción fotográfica alimentaria, es posible capturar la esencia del restaurante, mostrando cualquier plato de una forma irresistible. Para esto, el fotógrafo aprovecha todos los recursos disponibles en el entorno: iluminación, escenografía, proceso de elaboración y más, todo con el objetivo de resaltar el propósito del plato tal como fue planteado en la mente de su creador.

A través de imágenes es posible mostrar las fortalezas tanto del plato creado por el chef como del local que ofrece el servicio de restauración. La fotografía es entonces una de las inversiones más importantes que todo restaurante debería realizar si quiere captar la atención de potenciales comensales por medio de las estrategias de marketing que tenga planificadas.

Tendencias actuales en fotografía gastronómica

Dentro de la fotografía gastronómica es posible aprovechar muchos estilos y tendencias. Si bien se trata de un tema extenso, podemos resumir algunas de las variaciones más comunes que podemos observar en las propuestas visuales que dominan las redes sociales de la actualidad. Los estilos suelen clasificarse según el punto de vista de la toma, la composición y la iluminación.

  • Foto producto. Esta tiene como centro el mundo publicitario, siendo el tipo de fotografía que es incluida en publicaciones digitales, cartas de restaurantes y blogs gastronómicos donde son requeridas imágenes limpias y con la menor cantidad de distracciones. Por lo general son tomas con iluminación de estudio, intentando ofrecer cercanía con la realidad.
  •  Minimalista. Tiene un toque más artístico, centrado exclusivamente en el plato y haciendo hincapié en la belleza de la comida sin necesidad de ninguna clase de elemento añadido más que un fondo sólido.
  • Editorial gastronómico. Su objetivo es contar un poco la historia del plato, su fabricación y las técnicas involucradas en la receta. Es usualmente didáctico, centrándose más en el proceso que en el producto final, buscando una invitación a cómo se hacen las cosas en lugar de promocionar un producto terminado.
  • Life Style. Es una forma de representar la cotidianidad en torno a la comida donde el contexto serían las personas disfrutando del plato o la preparación del mismo. Se trata de una variante informal del estilo editorial gastronómico que se ha popularizado gracias a las revistas de estilo de vida, moda y tendencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: