ecografia para un buen diagnostico

La importancia de la ecografía para un buen diagnóstico

Dentro de la medicina actual, las estrategias de prevención son la mejor forma de conservar la salud y, según este enfoque, es imprescindible realizar un diagnóstico precoz en cualquier situación.

Para la mujer embarazada y el bebé resulta fundamental la realización de ecografías periódicas. De este modo se consigue detectar anomalías y evaluar posibles enfermedades a tiempo.

Utilidad de las ecografías en el embarazo

Para una embarazada, la realización de ecografías es necesaria para detectar casos de riesgo en el feto y diversas complicaciones maternas.

El objetivo específico de este estudio es determinar cuáles son las características de conformación física del bebé y analizar su entorno, placenta y líquido amniótico.

ecografias en el embarazo

Con estas evaluaciones se consigue hacer seguimiento al ritmo de crecimiento y desarrollo del feto en el útero, lo cual permite hacer una estimación de la edad gestacional, talla, peso proyectar el peso al momento del parto y determinar el sexo del bebé (esto último, después del quinto mes).

Asimismo, se pueden descartar diferentes anomalías físicas congénitas a partir de las 11 semanas de gestación.

Diferentes tipos de ecografías

Podemos encontrar estudios con diferentes técnicas. El más usual es el bidireccional, siendo este el ultrasonido clásico realizado por vía abdominal o transvaginal, dependiendo del periodo del embarazo en que se encuentre la mujer.

También podemos encontrar las ecotomografías Doppler a color, que permiten realizar una evaluación de la circulación sanguínea fetal, mirar la función de la placenta y determinar el aporte de nutrientes que está recibiendo el feto desde la madre.

Otros métodos más modernos son las ecografías 3D y 4D. Se trata de tecnología de última generación que permite la generación de imágenes en 3 y cuatro dimensiones, pudiendo visualizar al niño con total claridad y evaluar su forma de una manera única.

Incluso, es posible observar los movimientos fetales en tiempo real y conseguir una imagen corporal e video, escuchar sonidos en alta resolución y con amplio nivel de detalle.

Tecnologia 5D

Tecnología 5D

Las ecografías 5D (ecografías 5D Alicante) son uno de los últimos avances en el tema del ultrasonido. Se trata de la evolución de las ecografías 4D, que han logrado una mejora impresionante en cuanto a definición de la imagen y la capacidad de apreciar en detalle los rasgos del pequeño.

Así, se consigue imágenes de colores más realistas, imágenes en tiempo real de mayor calidad y precisión.

El mejor momento para realizar este estudio se da entre las 26 y 32 semanas. Sin embargo, esto no es un limitante y muchas madres solicitan hacerse esta clase de ecografía desde las 22 semanas, para así disfrutar cada instante de su segundo y tercer trimestre de embarazo.

La principal ventaja de este método es que permite evaluar con mayor facilidad el sistema cardiovascular del bebé y detectar problemas cardíacos en caso de haberlos, del mismo modo que hace más simple la evaluación de la formación del cuerpo y la detección de patologías genéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: