Tarifas de luz para empresa

El impacto económico de la factura de la luz para tu empresa

El descontrol de los precios del servicio eléctrico viene afectando a toda Europa, pero ha tenido un impacto negativo mayor en España, tanto en la vida del ciudadano común como en las empresas. La factura de luz es un tema que agobia a las pymes, quienes esperan soluciones del Estado mientras buscan tarifas más convenientes en el mercado.

Dentro del complejo escenario al que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas, una solución interesante podría ser el decantarse por la tarifa techo para pymes ofrecida por Novaluz. La ventaja de este servicio es la garantía del mejor precio al proteger contra las subidas, pudiendo llegar a ahorrar hasta un 30% en la facturación mensual de un negocio. Se puede encontrar más información al respecto aquí: Novaluz opiniones.

Consecuencias del alza de la luz en las empresas

La escalada de los precios de la luz, gas y otros hidrocarburos ha puesto en jaque al sector empresarial a todo nivel. En primer lugar, tales aumentos tienen efecto directo e inmediato sobre la rentabilidad de las empresas, pero además, parte del daño es transferido a las finanzas de los consumidores, afectando a toda la estructura económica de la nación.

Uno de los efectos inmediatos es el freno en la actividad de algunos sectores como es el caso de las siderúrgicas, quienes han debido realizar parones en la producción en vista de los precios desorbitados. A esta decisión se han ido sumando otros sectores, como el de la producción de fertilizantes, realizando suspensiones de actividad en el último trimestre de 2021.

Esto es un problema importante, especialmente ahora que una España libre de restricciones sanitarias busca la reactivación económica tras los tiempos más duros de la pandemia. La inestabilidad en los precios de la luz se convierte entonces en un lastre cada vez más pesado, capaz de anclar la economía española.

¿Qué pueden hacer las empresas para reducir el gasto en energía eléctrica?

  • Cambiar a una tarifa más conveniente. El derroche energético puede evitarse en la medida en que se contrate una tarifa más conveniente, que haya sido especialmente diseñada para pymes.
  • Incorporar sistemas de ahorro energético. Existe una amplia variedad de dispositivos y otros recursos que las empresas pueden utilizar para reducir el consumo eléctrico, principalmente enfocándose en una climatización más eficiente.
  • Desconectar todos los equipos que no se encuentren en uso. Aunque pueda parecer un consejo obvio, la realidad es que muchas empresas mantienen conectados y en desuso equipos que consumen energía en Stand-by como ordenadores, impresoras y otros electrodomésticos.
  • Aprovechar la iluminación natural. Organizar la empresa disponiendo el mobiliario de tal forma que se pueda aprovechar la iluminación natural siempre que sea posible es una buena idea. Sustituir las bombillas por tecnología LED es otro recurso útil.
  • Interruptores por área. Finalmente, la instalación de interruptores por cada área sería ideal, para evitar, de esta forma, tener todo el local iluminado cuando solo se está utilizando un determinado espacio del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: