Ideas para aprovechar el espacio en viviendas pequeñas

Ideas para aprovechar el espacio en viviendas pequeñas

Las viviendas pequeñas requieren de una dosis alta de creatividad para hacerlas lo más habitables posibles, todo un desafío por las limitaciones espaciales que tiene y que dificultan el conseguir una casa práctica y funcional con todos los enseres que necesitamos en el día a día. Uno de los principales obstáculos, qué duda cabe, son las opciones de almacenamiento, así que en este sentido cada metro cuenta para conseguir un espacio acogedor, que no se sienta sobrecargado, pero que nos ofrezca un aprovechamiento máximo de cada hueco o rincón.

Unos de los recursos más frecuentes cuando no disponemos de demasiados metros son los muebles a medida, los que aprovechan la verticalidad de las paredes y las puertas de interior que nos permiten ganar terreno si sabemos elegirlas bien. Las puertas de interior, como veremos un poco más adelante, son uno de los principales cambios que nos harán la vida más cómoda y, por su puesto, más amplia cuando hablamos de pisos o apartamentos pequeños y es por eso que cada vez son más las personas que no se conforman con las puertas de interior estándar que los inmuebles traen por defecto.

puertas correderas para viviendas pequeñas

Otro de los recursos que cada vez son más utilizados es el almacenamiento bajo la cama, un espacio sumamente amplio que se pierde con una cama convencional. El dormitorio debe ser una habitación dedicada al descanso y al relax, que nos ayude a desconectar, y por eso debemos tenerla siempre lo más ordenada posible y que no ofrezca sensación de caos. Cuando no se cuenta con demasiado espacio, se agradece tener una cama que te ofrezca un lugar de almacenaje extra debajo que, además, no ocupa ni un centímetro de más de lo que la propia cama tiene, manteniendo un conjunto estético ordenado, ya que no se ve nada, por lo que visualmente no sobrecarga la sala.

Pero tal y como decíamos, las puertas juegan un papel esencial y a ellas nos vamos a dedicar a continuación.

Puertas correderas

Las puertas correderas son un buen aporte para cualquier espacio interior, pues resultan modernas y una solución ideal para ganar espacio. Estas puertas correderas, además de dividir habitaciones o espacios dentro de una sala grande, pueden también ocultar rincones funcionales, creando por ejemplo una despensa dentro de la cocina o un lugar reservado para la lavadora.

Pero además de que visualmente las puertas correderas son muy atractivas, la principal ventaja es que permiten aprovechar el espacio al máximo. Es por este motivo que resultan especialmente adecuadas para las estancias pequeñas, los baños o cocinas. La encontramos superpuestas, que se deslizan sobra la pared, si no queremos realizar ningún tipo de obra, o empotradas, que corren por dentro del muro, por lo que ganamos el espacio de la pared que queda completamente libre.

Puertas plegables

Las puertas plegables se presentan como una gran solución para apartamentos o pisos pequeños porque nos permiten aprovechar el espacio al máximo, son muy funcionales y dan mayor sensación de amplitud.

 Con frecuencia, las puertas plegables se utilizan en los cuartos de baño, los armarios, las cocinas…, adaptándose a cada rincón. Resultan muy cómodas y ofrecen, por un lado, las ventajas de las puertas correderas y, por otro lado, la versatilidad de las puertas abatibles.

Las puertas plegables no necesitan de ningún montaje especial y pueden contar con diferentes acabados y dibujos, siendo fabricadas en diferentes materiales. Su principal ventaja es que ocupan muy poco espacio y son económicas y fáciles de instalar. Su apertura se realiza en acordeón, por lo que no requieren ni espacio para completar el giro de la puerta, ni en la pared, como ocurre en las correderas que no son de obra.

Puertas lacadas blancas

En este caso, con las puertas lacadas blancas, lo que conseguimos es una amplitud visual del espacio, por lo que son muy convenientes para espacios pequeños cuando no queremos cambiar las puertas convencionales.

Las puertas lacadas blancas, además, combinan con cualquier estilo de hogar que nos guste y con cualquier tipo de decoración. Un error muy frecuente es pensar que las puertas lacadas blancas tienen un estilo decorativo reducido y que solo se pueden colocar en casas de estilo nórdico-escandinavo, pero nada más lejos de la realidad. La mayor ventaja de este tipo de puertas es que pegan con todo y nos dan una mayor sensación de amplitud, como ya hemos comentado, por lo que todas nuestras habitaciones ganarán visualmente y se verán más cómodas y despejadas.

Mientras que las puertas oscuras aportan sensación de pesadez y agobio visualmente hablando, las puertas blancas nos dan luminosidad, hacen que cualquier espacio se llene de energía y resulte más alegre. Si optas por puertas y paredes blancas, te puedes permitir utilizar colores oscuros si quieres en el suelo de parqué, que resultan realmente confortables, en los muebles auxiliares del salón o en algunos elementos decorativos sin que en el conjunto resulte pesado.

Con esta combinación de colores, con puertas y paredes blancas y muebles oscuros, se consigue cierto equilibrio entre el ying y el yang decorativo. Con puertas blancas conseguirás otorgar una agradable sensación de espacio a todas las habitaciones de tu hogar. 

Hemos hablado de la combinación que puedes crear entre tonos claros y oscuros, pero las combinaciones son infinitas. En el estilo nórdico, por ejemplo, predominan los tonos neutros y claros en todo el conjunto y las casas resultan de los más acogedoras y armónicas, invitando a la relajación y al recogimiento.

Este tipo de casa dan mucha importancia a la luz, probablemente porque este estilo procede de países donde no tienen la suerte de contar con tantas horas de luz natural como en España, al menos en los meses de invierno, pero la verdad es que los resultados que se consiguen son sorprendentes en temas de habitabilidad y de aprovechamiento del espacio visual, pues una casa no solo son los metros con los que cuenta, sino las sensaciones que nos reportan, y una casa pequeña pero que esté despejada puede ser mucho más confortable que una grande y caótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: