Hormigón impreso y pulido

El hormigón impreso y pulido son económicos, versátiles y aportan estilo a los espacios

Uno de los materiales más empleados en la construcción de cualquier tipo de edificación es el hormigón, también conocido como concreto. Existen diversos tipos actualmente en el mercado, cada uno tiene sus características particulares, por lo que están destinados para diversos usos.

El hormigón es un material que se ha popularizado en todo el mundo por todos sus beneficios. Se deriva de una mezcla de agua, cemento, arena y aditivos que forman una masa compacta y homogénea. Es considerado de alta resistencia, de hecho, se estima que el convencional soporta entre 150 y 500 kilos por metro cuadrado, incluso puede llegar a los 2.000 kilos cuando se tratan de los más resistentes.

Este material no sólo se utiliza para suelos, también es usado para construir cosas de diversas formas, además es fundamental en la cimentación.

Entre la variedad de tipos de hormigón que existen, los más utilizados son el impreso y el pulido. Según su fabricación, usos específicos y composición, también se cuenta con el autocompactante, con fibras, ligero, de alta resistencia, excavable, drenante y translúcido.

Las virtudes estéticas del hormigón impreso

Uno de los tipos de hormigón más utilizado actualmente es el impreso, que también se le denomina estampado. El uso de este pavimento pigmentado, resultado de un moderno proceso de texturizado y estampado, se ha popularizado en gran medida por el aporte estético que le ofrece a la superficie de hormigón, a lo que se añaden sus beneficios en el aspecto económico.

El proceso de texturización se da de la siguiente forma: se graba encima de la superficie mientras está fresco el hormigón, para esto se usan moldes que simulan piezas o que generan diversas texturas.

Uno de los productos que más se ha comercializado en el mercado por su excelente calidad es el hormigón impreso Pavex, el cual tiene diversos tipos de estampado para escoger, entre los que se pueden mencionar el adoquín pizarra, abanico, gran piedra irregular, madera, piedra de río, piedra inglesa, piedra californiana, adoquín rústico, espiga y más.

Son superficies que aportan estilo a cualquier espacio, con especial énfasis en exteriores, aunque también se usa en interiores. Entre los lugares en los que se colocan, ya que son muy versátiles y funcionales, están los garajes, terrazas, aceras, entradas de patio, centros comerciales y demás, independientemente del tipo de clima que haya en el sitio, el tamaño y los deseos que se tengan en cuanto a color y estilo.

En la capital española se encuentran múltiples opciones para instalar este producto en cualquier tipo de construcción. Los pavimentos hormigón impreso Madrid tienen una gran consistencia, de ahí su extendido uso. Se caracterizan además por tener una alta durabilidad a un menor precio y con el añadido de que imitan estilos costosos, como la madera y el parquet, sin que se tengan que aplicar sus necesarias y también caras, sesiones de mantenimiento periódico.

Ventajas del hormigón pulido

Otro tipo de hormigón que se está usando mucho actualmente en las construcciones, es el hormigón pulido, por ser de muy fácil mantenimiento, resistente a la abrasión y por tener alta durabilidad. De hecho es un material que se ha vuelto tendencia en espacios públicos, instituciones, comercios y hasta en las viviendas.

Una de sus principales ventajas es ser muy económico. En comparación a otro tipo de materiales, como el asfalto por citar un ejemplo, el hormigón pulido precio puede variar entre 15 y 50 euros el metro cuadrado.

Al ser un material rígido y firme, las superficies en las que se colocan, suelen tener una alta durabilidad y resistencia a lo largo del tiempo, manteniendo siempre esas características particulares que tiene este pavimento de ser liso y dar ese efecto tipo espejo.

Es el más indicado para las superficies de gran extensión, por lo que el suelo hormigón pulido exterior es muy utilizado. Al ser bastante maleable, se puede expandir de manera rápida en las superficies, y de esta forma, se pueden cubrir en poco tiempo amplios espacios abiertos, por eso es común verlo en áreas externas.

El hormigón pulido es un material con una buena estética, combina con cualquier diseño de decoración y añade elegancia a los espacios. Se aplica fácilmente y su mantenimiento es bastante sencillo, además no se deteriora con el uso de elementos químicos como cloro o desinfectante.

Otra de sus ventajas es que el uso de este material se traduce en un ahorro de energía eléctrica, ya que son suelos luminosos, es decir, reflejan luz, facilitando la visibilidad sin tener que recurrir al uso de energía artificial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: