Migracion

Karpov / SOS MEDITERRANEE.

España se enfrenta a un desafío migratorio creciente

Casi uno de cada dos migrantes llegó a Europa a través de la costa andaluza, España se convirtió en 2018 en el primer país de entrada ilegal. El Mar de Alborán, parte del Mediterráneo entre el Estrecho de Gibraltar, la costa andaluza y el Magreb, se está convirtiendo en un cementerio marino para los miles de migrantes que intentan cruzar a Europa-

Desde la llegada de un clima más templado a principios de junio, los rescatistas marítimos españoles, la guardia civil, Frontex, la agencia responsable de administrar las fronteras externas del área Schengen, y varias ONG están preocupadas por el horizonte. del arco mediterráneo entre Almería, en el noreste de Andalucía, y el Estrecho de Gibraltar, así como al oeste, en el Golfo de Cádiz. El espectro del año pasado en la memoria.

Con el acuerdo entre Europa y Turquía, que bloquea a los refugiados y migrantes en Grecia donde se presentan solicitudes de asilo, los “cierres” de la ruta de los Balcanes e Italia, España se convirtió en 2018 en el primer país de entrada ilegal. El número de llegadas por mar se ha multiplicado por cinco en dos años, alcanzando un máximo entre junio y octubre.

Mientras que la foto de un padre y una hija ahogada al intentar cruzar la frontera mexicana con los Estados Unidos conmovió al mundo, y más de 110 inmigrantes murieron el 25 de julio en un naufragio frente a las costas de Libia, España, el primer país en ingresar a Europa desde la inmigración ilegal en 2018 antes de que Grecia recupere el liderazgo de este triste récord hace unos días, también cuenta sus muertes. Un fenómeno para el que el país no estaba preparado.

“Nuestro módulo humanitario se creó en octubre de 2018 en el puerto de Málaga”, dice Samuel Linares, coordinador de la Cruz Roja Andaluza. “Anteriormente, los refugiados no podían ducharse a la llegada. Los gimnasios fueron requisados. “

En 2018, la Cruz Roja en Málaga atendió a 11,000 personas, casi 60,000 en todo el país. “La gente valoraba nuestro trabajo. Pero con las constantes llegadas y la movilización de estructuras públicas inadecuadas … hemos dejado de ser héroes en la opinión pública”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: