Escalada en femenino

La escalada en femenino

Cada vez hay más mujeres que disfrutan de los deportes denominados de riesgo. La escalada, además de ser una práctica ideal para descargar adrenalina, es una de las más eficaces para mantenerse en forma.

El deporte de la escalada es, en esencia, una práctica en la que se lleva a cabo la subida o el recorrido por paredes de roca, de diversa pendiente, laderas escarpadas y demás relieves naturales, con el denominador común de poseer cierta verticalidad. Según el nivel, se aplicarán unos medios u otros de seguridad.

Este deporte, que combina diferentes técnicas y equipo según la pared a superar, es perfecto para mantener un buen físico, pues está considerado como uno de los ejercicios más completos, no en vano ya ha sido reconocido como deporte olímpico.

Por qué es la escalada un buen deporte para ser practicado por mujeres

La realidad es que todas aquellas mujeres que prueban esta especialidad deportiva quedan completamente enamoradas de ella. Es un deporte que no solo obliga a desafiar los límites físicos, sino que también es un ejercicio mental de gran impacto. Subiendo paredes verticales, entran en movimiento casi todos los músculos del cuerpo, pero requiere, a su vez, una gran concentración y confianza en una misma para no caer.

Es un ejercicio que en poco tiempo hace que el físico de la mujer se ponga en forma. La combinación entre resistencia muscular, agilidad, flexibilidad, técnica, concentración, diversión y adrenalina es perfecta para conseguir un buen físico sin ser consciente de ello.

Equipo necesario para practicar la escalada

Aunque para iniciarse en este tipo de actividad se practique en instalaciones cerradas y adaptadas, una vez que se salga a escalar una pared rocosa de verdad, al aire libre, se necesitará contar con un equipamiento mínimo imprescindible.

La seguridad es primordial para practicar este deporte en la naturaleza, por lo que se deberá insistir en la calidad de los materiales que conforman todos y cada uno de los complementos de la equipación. De igual modo, el diseño debe contar con todas las medidas de seguridad necesarias y ser cómodo en su uso.

El Arnés

Es este elemento uno de los más importantes para salvaguardar a la escaladora de posibles accidentes y caídas. Consta de dos partes fundamentales; el cinturón, que tiene que quedar de forma ajustada para evitar movimientos en falso, y las perneras, que se atarán a cada una de las piernas.

Escalada para mujeres

El objetivo del arnés es vincular a la persona de forma segura a la cuerda. Debe tener un punto de amarre delante para adiestrar la cuerda y atar. Los tipos existentes en el mercado deberán seleccionarse en dependencia del tipo de escalada que se lleve a cabo.

Los zapatos de escalada o pies de gato

Estos zapatos son muy peculiares, ya que deben permitir un buen agarre a la roca donde afianzar puntos de apoyo, en ocasiones, minúsculos. Tienen que ser flexibles para poder “gatear” por la pared, pero resistentes para proteger a los pies de la fricción de la roca.

Es un elemento de gran importancia para no resbalar y caer, por lo que los pies de gato solo deben ser adquiridos en tiendas especializadas, como la que se localiza en la dirección web www.pies-de-gato.es, un site de referencia en el mundo de la escalada donde se ofrecen una amplia selección de este tipo de calzado, además de una profusa información sobre cada modelo ofrecido.

Un pie de gato debe estar bien ajustado, sin que llegue a producir dolores o molestias, por norma, cuanto más alto se suba, cuanto más arriesgada sea la escalada, mayor ajuste debe ofrecer el zapato.

El casco

Es altamente recomendable llevar este tipo de protección para la cabeza cuando hay que enfrentarse a las escaladas en montañas y paredes rocosas en exteriores. No es extraño recibir golpes cuando alguien se cae o resbala quedando colgado de la cuerda. Por otro lado, también sirve para protegerse de la caída de piedras de las partes más altas de la pared.

El casco debe proporcionar seguridad sin ser una molestia, que no apriete en exceso, pero que encaje completamente. Los cascos deben cumplir con lanormativa europea que ofrece la UIAA (Unión Internacional de las Asociaciones de Alpinismo) y el CEN (Comité Europeo de Normalización), relativas a la protección de la cabeza contra impactos superiores y también laterales.

Los mosquetones

Otro de los elementos fundamentales en la seguridad de las escaladoras son los mosquetones. Unos anillos de metal ligero, pero muy resistentes, con potentes puertas de resorte que sirven para conectar la cuerda de la escalada con las piezas de agarre y protección, como los tornillos, las tuercas y los dispositivos de leva.

Las formas de estas herramientas pueden ser los estándares en forma oval o simétricas, válidos para casi todas las situaciones que se pueden dar en una escalada. Pero, también, en forma de D, con una mayor resistencia, o asimétricas en forma de D, que son más pequeñas en un extremo con el objetivo de reducir el peso. En cuanto a su puerta puede ser recta, doblada o bloqueada.

El seguro

Se usa para controlar la cuerda y asegurar de este modo el progreso de cada escalada. Tiene un sistema de frenado que se activa ante una caída.

Cuerdas

Elemento crucial para proceder al descenso. Este elemento también debe regirse por la normativa de la UIIA. Las dos categorías elementales de cuerda son la dinámica (más elástica para absorber caídas, especial para uso en roca) y la estática (rígida, usada para rescate y rapel).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: