Qué es una endodoncia

¿Qué es una endodoncia y cuándo debe realizarse?

La endodoncia es uno de los tratamientos más habituales que se realizan en la consulta de un dentista. Aunque la gran mayoría de pacientes son reacios a someterse a una, la realidad es que en muchas ocasiones salvan la pérdida de las piezas dentales.

Visitar la consulta del dentista siempre supone cierto temor. Los pacientes suelen acudir cuando tienen algún tipo de dolencia y deben someterse a un tratamiento para mitigar el dolor que sufren, así como para conservar las piezas dentales. Entre los procedimientos más utilizados por los dentistas se encuentra la endodoncia. Se trata de un tratamiento de los conductos radiculares, o raíces del diente, en el que se extrae la pulpa dental.

¿Cuándo es necesario someterse a una endodoncia?

Las endodoncias se llevan a cabo cuando existen caries profundas en las piezas dentales, que producen inflamación o la necrosis de la pulpa dental. Otras causas que hacen que la pulpa se inflame son los traumatismos, la erosión, la abrasión y el desgaste de los dientes por el roce que se produce entre ellos, como en aquellos pacientes que sufren bruxismo.

La pulpa dental es la parte más interior del diente, y es allí donde se localizan los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa dental se manifiesta con dolor de distintos grados. Puede ser constante o darse en determinadas situaciones, como la sensibilidad dental al frío o al calor, en algunas posturas, al comer o al beber. Los pacientes que sienten dolor deben acudir inmediatamente al odontólogo para que determine cuál es la mejor solución al problema del paciente.

No suele ser del agrado de nadie cuando el odontólogo les comunica que hay que practicarles una endodoncia. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones esta intervención permite salvar la vida útil de los dientes, y hay que ser conscientes de que conservarlos siempre será la mejor opción, ya que no hay prótesis capaz de sustituirlos con la misma eficacia.

¿En qué consiste una endodoncia exactamente?

La endodoncia es la extirpación total de la pulpa o el nervio del diente.  Durante el procedimiento se limpia el sistema de conductos radiculares, eliminando las bacterias y el tejido necrótico, dejándolo lo más aséptico posible. Estas son las fases del procedimiento.

Diagnóstico por parte del profesional sanitario

El primer paso en todo tratamiento es realizar un diagnóstico acertado que ayude a solucionar el problema que presenta el paciente.

Durante la parte del diagnóstico se realizan una serie de preguntas guiadas por el profesional. Con las respuestas, el especialista queda informado de cómo es el dolor que siente, qué intensidad tiene, dónde se localiza, si puede calmarse… Toda esta información le ayuda a hacer un juicio acertado para poder aplicar el tratamiento correcto. Conjuntamente, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y ver cómo es su anatomía, la longitud y el estado que presentan las raíces…

Anestesia

La anestesia local es la que utiliza el odontólogo para llevar a cabo la endodoncia, afectando solo al diente que se va a intervenir y a la zona de alrededor. Es importante que a la hora de aplicar la anestesia no haya rastro de infección o inflamación en la pieza para que actúe de forma correcta. Si hubiese infección, la intervención debe retrasarse y se le recetarán antibióticos y antiinflamatorios al paciente, en caso de ser necesario, para que el problema se solucione lo antes posible y proceder a la endodoncia.

Apertura, aislamiento de la pieza

Después de aplicar la anestesia y que la zona esté insensibilizada por su efecto, se procede a la realización de un agujero en la corona del diente. Mediante este orificio, se extrae la pulpa y se aísla el diente de todo el organismo.

Conductometría e instrumentación

La conductometría e instrumentación es como se conoce al procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.

Obturación

Esta fase es la de sellado del diente, y en ella se cierran los conductos que se han limpiado, de manera que la pieza queda totalmente insensibilizada.

Control

Para asegurarse de que el tratamiento ha tenido éxito, se realiza con posterioridad una radiografía que verifique la efectividad de la intervención. El seguimiento tiene una duración de unas semanas, aunque, puede prolongarse durante meses, pero, no es lo habitual.

Todos los usuarios que quieran acceder a más información sobre la endodoncia y otros tratamientos relacionados con la salud bucodental, pueden visitar este blog sobre odontología.

Posibles causas de una endodoncia y cómo evitarla

Como ya se ha comentado anteriormente en este artículo, una de los motivos más frecuentes por los que se deben llevar a cabo endodoncias son las caries profundas.

En este sentido, para evitar la necesidad de realizar este tipo de intervención, se debe llevar a cabo una buena y constante higiene bucal en casa y realizar visitas periódicas al dentista. De este modo, el especialista irá revisando la salud de las piezas dentales y el estado de la boca en general antes de que la endodoncia sea la única solución.

Entre los cuidados habituales a nivel doméstico están el cepillado de dientes detrás de cada comida, el uso de hilo dental y enjuagues bucales. En las visitas al dentista, el especialista será el encargado de realizar limpiezas periódicas más profundas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: