Decorar hogar

Dos cosas que hay que saber para decorar un hogar

En esta vida hay dos tipos de personas: las que llaman a un electricista para cambiar una bombilla o a su vecino para colgar un cuadro, y las que no. A las del segundo grupo habría que felicitarlas por ser así de brillantes y resueltas. Las del primer grupo, sin embargo, tienen mucho que aprender. Sin embargo, están de enhorabuena, pues este artículo va de cómo colgar un cuadro correctamente y de cómo elegir la mejor iluminación para un hogar.

Cuando se piensa en la decoración de una casa, lo primero que viene a la mente son los muebles y los colores de las paredes. En efecto, son cosas muy importantes. No obstante, hay dos elementos que son básicos para obtener una vivienda equilibrada, acogedora y funcional. Se trata de la colocación de cuadros, adornos de pared y la iluminación. Un diseño en los inmuebles que no contemple estos dos conceptos no será nunca un hogar completo.

Y no son tareas sencillas, aunque pueda parecerlo. Un cuadro torcido o a una altura que no sea la más apropiada romperá el equilibrio de la sala en la que se encuentre. Una luz más intensa o suave de la cuenta, o una lámpara mal elegida, convertirán ese rincón de la casa en un lugar poco práctico, incluso poco agradable. No hay que ser experto en decoración para obtener resultados aceptables, pero un buen asesoramiento siempre viene bien.

Cómo colgar bien un cuadro

Una cuestión es hacer las cosas y otra muy distinta es hacerlas bien. Para hacer las cosas bien, ya sea colgar un cuadro o cocinar una tortilla de patatas, hay que conocer la técnica. Sólo así el resultado será excelente y no sólo aceptable. Quien piense que colgar un cuadro puede hacerse con los ojos cerrados está muy equivocado. ¡La historia está llena de cuadros rotos que caen al suelo por una mala sujeción!

Son varias las recomendaciones que habría que conocer para hacer bien esta tarea y obtener resultados profesionales. El equipo de dentro.store explica, de una forma muy clara, Cómo colgar un cuadro de una forma correcta en este enlace. Muy interesantes son los cinco pasos que proponen para hacerlo adecuadamente.

Elegir la ubicación

Tras buscar el lugar perfecto, hay que decidir la altura y la distancia con otros cuadros si los hubiera. Un buen truco es usar un cartón con la misma medida y probar distintas ubicaciones.

Soporte adecuado

¿La clásica alcayata o los sistemas adhesivos? Dependerá del tipo de superficie donde se quiera colgar, el peso del cuadro o la facilidad o no para taladrar la pared.

Sujeciones

Hay que verificar que las sujeciones se encuentran en buen estado y si son las más apropiadas para el cuadro en cuestión. También hay que comprobar que estén centradas, para que el cuadro no quede torcido, desequilibrando todo el conjunto utilizado para decorar. 

Comprueba y taladra

Una teoría dice que es mejor medir dos veces y cortar una, o taladrar, en este caso. Para no fallar, lo mejor es asegurarse de cuál es el punto exacto. Además, es importante elegir bien la broca para realizar un trabajo impecable. 

Colgar y ajustar

Ahora sólo queda colgar el cuadro, ajustarlo si fuese necesario y disfrutar de las vistas. ¡Buen trabajo!

Cómo elegir una buena iluminación

Hay una frase que dice que cada persona debe brillar a su manera. Lo mismo puede aplicarse para una casa, porque cada hogar es único y tiene unas características y necesidades distintas. Lo que funciona en algunos, no tiene por qué funcionar en otros. Conseguir una buena iluminación no es fácil.

Los errores más comunes al diseñar la iluminación son poner demasiadas luces en una estancia, poner demasiado pocas o elegir un tipo de luz y de lámpara poco apropiados. Contar con el asesoramiento de alguna empresa especializada, como www.krealo.es, es siempre un acierto. Además, en su web tienen una amplia variedad de portalámparas con casquillo e27, que son los más comunes. Este casquillo es de tipo grueso, y se emplea sobre todo para lámparas de colgar, plafones de techo o lámparas de sobremesa. Es importante elegir bien el casquillo porque de ello dependerá después el tipo de iluminación que se consiga.

Estos son los sistemas de iluminación, útiles y decorativas, más comunes y utilizadas en las viviendas.

Iluminación ambiental

Se emplea para iluminar el conjunto de una habitación, distribuyéndose de forma uniforme por toda ella.

Iluminación puntual

Sirve para iluminar una zona en concreto.Aquí es muy común usar focos empotrables, por ejemplo.

Iluminación decorativa

Se usa para resaltar algún rincónu objeto concreto sobre el resto de la estancia. Muy usados las lámparas pequeñas, las lámparas de sal y también los focos direccionales.

Iluminación funcional

Es la que responde a las necesidades de la estancia o del rincón en cuestión. Por ejemplo, para una sala de estudio se buscará un ambiente más luminoso mientras que, para una sala de estar, se buscará algo más cálido y acogedor.

Iluminación mixta

Esto ocurre cuando se usan varios tipos de iluminación en un mismo ambiente.Sea como sea la vivienda, grande o pequeña, clásica o moderna, alquilada o en propiedad, lo mejor siempre es marcar unos objetivos y tratar de cumplirlos. De esta forma, cada elemento del hogar tendrá una razón de ser, una misión que cumplir. Luces, sombras, cuadros y espacios vacíos, todos trabajando en armonía para conseguir un hogar único e irrepetible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: