Despacho de abogados

Cuando se necesita el despacho de abogados más eficiente de Madrid

Afrontar los problemas legales sólo debe quedar en manos de los profesionales cualificados para tales fines, sobre todo si se requieren soluciones oportunas y que resulten adecuadas para la urgencia que se registre.

Es una razón por la cual, lo más recomendable es acudir a los expertos en Derecho en Madrid y buscar en Internet el bufete que tenga la capacidad de prestar la ayuda necesaria, en coordinación con las necesidades del cliente, con la finalidad de analizar el caso específico y aclarar en un primer encuentro los detalles presupuestarios para poder tener respuestas profesionales e inmediatas. Para eso, el despacho de abogados IENE es una gran alternativa.

Profesionales de renombre

Al investigar sobre los bufetes de abogados en Madrid, lo aconsejable es consultar a profesionales como los de IENE Abogados, porque se especializan en temas de familia, de construcción o penales, y disponen de una gran experiencia en esas disciplinas.

Estos especialistas en los derechos de familia, asegurarán la defensa del cliente en sus intereses con temas matrimoniales, ya que se dedican de manera exhaustiva a los procedimientos judiciales derivados de la ruptura de una pareja.

Otra área de acción de IENE es la del sector inmobiliario o de la construcción. En el momento de adquirir una vivienda que tenga defectos, presionar a algún inquilino que no paga el alquiler del inmueble o problemas en la convivencia de los vecinos en una comunidad, son situaciones que pueden convertirse en un problema que conlleve un procedimiento de carácter judicial.

En este sentido, es preciso aplicar la normativa prevista en el Derecho inmobiliario y de la construcción, al evaluar los aspectos pertinentes y buscar soluciones oportunas, de acuerdo a cada caso.

Si se trata de un proceso penal, la intervención de un abogado penalista es crucial en el juicio oral, desde la detención hasta obtener el éxito al final del proceso asignado, con un acompañamiento de principio a fin, defensa que deberá producirse con garantía.

Problemas frecuentes relacionados con el trabajo en Madrid

Cuando se requieren con urgencia los servicios de los abogados laboralistas Madrid de IENE, lo aconsejable es contar con estos profesionales de una manera rápida, porque los procesos se suelen resolver en corto período de tiempo mediante abogados especializados.

Los abogados más eficientes

Generalmente, estos problemas resultan difíciles de solventar, al tener en cuenta la relación de confianza existente entre el jefe y el empleado. En buena parte de ellos, las soluciones no son las más satisfactorias, por lo que se requiere una correcta asesoría.

En este aspecto, los casos más frecuentes son:

Despidos

Lo aconsejable es firmar la carta de despido cuando el empleador la presente, pero con el formalismo «recibido y no conforme». La negativa a firmar la carta supone diferencias, pero el empleador, por lo general, busca testigos de haberla entregado al trabajador.

En este caso, el afectado puede comunicar al jefe que necesita tiempo para leer bien la carta y evaluarla junto al abogado laboralista. El plazo para hacer una demanda por despido es de 20 días hábiles.

Falso autónomo

Innumerables empresas recurren hoy en día a una modalidad que se conoce como falso autónomo y lo hacen mediante un contrato de arrendamiento de servicios, para dejar atrás el tradicional contrato laboral.

La contratación mercantil supone un significativo ahorro de costes y elimina las consecuencias de un despido o la minimización de la jornada por concepto de maternidad. El falso autónomo tiene que olvidarse de contar con un período de vacaciones pagadas o una indemnización por el cese de la relación laboral, en este tipo de contratos, algo que la ley no permite actualmente.

Modificación relevante de condiciones

Cuando se presenta una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que perjudiquen los elementos esenciales de la relación laboral, como el salario, el sitio de trabajo, el horario, la jornada o las funciones, hay que encender las alarmas.

La figura está prevista en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores y cuando existan razones de orden económico, organizativas, técnicas o de producción, una medida de este tipo sólo podrá ser ejecutada de forma estrictamente justificada.

Si esto afecta a un solo trabajador, el empleador debe comunicarlo con 15 días de antelación mínimo, y de forma escrita al trabajador y a los representantes sindicales con la condición de trabajo afectada, la justificación, el alcance y la entrada en vigor de la medida.

Si la situación afecta a varios empleados, se tiene que tramitar la consulta de modo previo ante los representantes laborales, con el objeto de llegar a un acuerdo en esta área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: