Claves para contratar préstamos online

Con qué hay que tener cuidado al contratar préstamos online

Según Loan Scouter los préstamos online están en un momento dulce. Los usuarios prefieren hacer los trámites online y cada vez lo hacen con más confianza. Ya no tiene sentido personarse en una oficina en un sinfín de ocasiones para llevar ese último papel que nunca es definitivo. Ahora, todo se puede gestionar online y, desde luego, es mucho más cómodo.

Pero, ¿con qué deberíamos tener cuidado antes de contratar financiación online? Los expertos del mencionado comparador nos dan algunas claves:

Cuidado con los timos

Cuando uno entra en un banco le pueden engañar. Sin embargo, al menos se tiene cierta certeza de con quién se está tratando y de que serán “engaños legales”. Online todo se vuelve más difuso. Cuando estás en la oficina, como mínimo puedes estar seguro de que hablas con un trabajador del banco real.

En internet es común ver ofertas de préstamos con condiciones bastante buenas en comentarios de usuarios de Facebook y en páginas web. Allá donde se habla de dinero y no hay moderadores, siempre aparece el mensaje de que un tal Sr. John Doe es un excelente prestamista.

Sin embargo, los prestamistas serios (o la mayoría de ellos) no se ofrecen en comentarios de blogs y muros de Facebook, tienen sus propias webs e invierten en ellas.

Aunque no se puede asegurar que todas esas ofertas sean un timo, muchas lo son, así que es importante asegurarse de saber con quién se está tratando realmente y nunca anticipar dinero.

Cuidado con los préstamos online

Comprueba las comisiones

Todos los consumidores se fijan en el tipo de interés, pero no todos lo hacen en las comisiones. Hay que mirar especialmente la comisión de apertura, la de disposición del dinero y la de estudio de la solicitud. Muchos prestamistas no las cobrarán, pero no se debe dar por hecho.

Es bueno tener en cuenta que la TAE debe incluir todas las comisiones de pago obligatorio para obtener el préstamo.

Echa un vistazo a la política de privacidad

Cuando se hace una solicitud de préstamo se dan datos bastante sensibles, así que siempre es buena idea comprobar exactamente qué permisos vamos a darle a la empresa. Una cosa es que estudien nuestra solvencia, algo que es natural, y otra que puedan aprovechar nuestros datos para atosigarnos a publicidad.

Nunca dejes de leer el contrato

Por clara que sea la publicidad y por sencillo que parezca el préstamo, al final lo que regula la relación entre el prestatario y el prestamista es el contrato de préstamo.

Invierte unos minutos en leerlo completamente. Si no entiendes algo, pregunta al soporte del prestamista y si su respuesta es poco clara o no te convence, pregunta a un asesor financiero o alguien que pueda ayudarte sabiendo de lo que habla.

En último término, nunca firmes un contrato que no entiendas perfectamente y mucho menos que no hayas leído.

Y, por supuesto, compara

La mejor manera de tener una referencia sobre lo que es normal y lo que puede resultar abusivo es comparar diferentes opciones. Haciéndolo, el consumidor puede tomar una decisión más consistente con sus necesidades reales sin exponerse a pagar un sobreprecio innecesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: