Oficina en casa

4 consejos para crear tu oficina en casa

Si te has convertido en autónomo recientemente, comienzas a emprender o trabajar de forma remota, seguramente estás en el proceso de establecer tu oficina en casa y necesitas hacerte con los equipos necesarios para trabajar con comodidad. Trabajar en casa implica acondicionar un espacio y dotarlo con todo aquello que puedas requerir para desarrollar tu actividad profesional.

Un espacio de trabajo adecuado es importante para la efectividad de las tareas. Somos más productivos y eficientes en nuestras tareas cuando contamos con los recursos necesarios y, para muchos, disponer de una oficina en casa representa una amplia gama de beneficios, entre los más destacados, la posibilidad de manejar tu propio tiempo y trabajar en horarios más convenientes.

Encuentra el mobiliario adecuado

Para trabajar con comodidad es fundamental contar con el mobiliario adecuado. Un buen escritorio donde haya espacio para todos los dispositivos, libros, archivos y cualquier otro material de oficina que utilicemos con frecuencia, es indispensable. En La extension puedes encontrar una completa guía de compra de los escritorios con estanterías más populares en la red.

Mobiliario adecuado de oficina

Así como el escritorio es importante, también lo es una silla cómoda. Se pasan varias horas al día sentados frente al ordenador y atendiendo varias labores en el escritorio, por lo cual es imprescindible que se cuente con una silla con soporte lumbar, que nos ayude a mantener una postura correcta a lo largo de la jornada, evitando el cansancio excesivo de la espalda.

Traza reglas y establece horarios

Cuando trabajamos en casa, es un poco complicado dibujar una línea que divida efectivamente las actividades laborales de la rutina hogareña, sobre todo si tenemos niños en casa. Si no te es posible aislarte en un estudio, será importante que converses con tu familia sobre las pautas que deberán seguir mientras tú trabajas, de modo que puedas garantizar la concentración en tus labores.

Establece un horario de trabajo y trata de cumplirlo, de manera que puedas tener tiempo suficiente para compartir con tu familia y aprovechar las múltiples ventajas del trabajo independiente.

Crea un espacio inspirador

Ahora que tu casa es también tu oficina, es necesario que dispongas de elementos que te resulten inspiradores y fomenten un buen ambiente de trabajo. Es importante que tu oficina en casa sea confortable, cuente con buena iluminación, se encuentre limpia y bien organizada. Incorpora arte, plantas, o cualquier elemento que te haga sentir feliz, potencie tus sentidos y creatividad.

Utiliza auriculares

Si eres de las personas que se siente cómoda trabajando con música, los auriculares se pueden convertir en el mejor aliado de tu productividad. Con ellos puedes aislarte por completo de los ruidos exteriores, evadir la rutina hogareña y concentrarte en las actividades que tienen programada de una forma más eficiente.

Si la música te desconcentra, intenta probar sonidos ambientales, naturaleza o algo similar que te ayude a mejorar tu concentración y evadirte de las fuentes de distracción como el teléfono, la televisión y los niños jugando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: