Educar a tu mascota

Consejos esenciales para educar a tus mascotas

Tener mascotas en casa es una auténtica delicia. Una genial compañía y, también, una forma de que los más pequeños adquieran un mayor sentido de la responsabilidad. Pero, ¿existe alguna forma de educar a un perro o a un gato correctamente para que se integren perfectamente en el hogar? La verdad es que sí, y te vamos a dar las pautas más importantes.

¿Cómo puedo educar a mi perro o gato?

Educar a un perro o a un gato es esa asignatura a la que cada vez más hogares de España se enfrentan a diario. Muchas casas reciben a una de estas mascotas y no saben por dónde empezar a criarla para evitar que se convierta en la “dueña” del hogar. Pero, si prestas atención a lo que vamos a explicarte, verás que en el fondo no es difícil.

Consejos para tu perro

En el caso de que tengas un perro bastante agresivo, te aconsejamos que acudas a un especialista y, si no es posible, que tengas a mano algún elemento de seguridad para evitar sustos y accidentes. Puedes echar un vistazo a la web de ahuyentar.org para buscar algún dispositivo que te ayude a ahuyentar al animal y protegerte en caso de problemas.

Ahora bien, eso es un caso extremo. Si hablamos de educar a tu perro para que el día a día sea más tranquilo, hay una serie de trucos o pasos que nunca fallan. El primero y más importante es concienciar a toda la familia de que hay una mascota en casa y de que cada uno debe asumir ciertas responsabilidades con ella. Todos deben ser disciplinados por igual con ella o, de lo contrario, se genera un desequilibrio importante que al final solo lleva al descontrol.

Por otra parte, es fundamental estudiar el coportamiento del can para poder proceder de una forma u otra. No hay dos perros iguales, y eso es de lo primero que tienes que asumir si quieres educarlo bien. Luego, intenta siempre establecer una serie de reglas básicas y claras. Los perros las entienden si las estableces desde el primer momento, captándolas rápidamente si las pones en marcha desde que son cachorros. Cosas como no comer de la mesa, por ejemplo, tienen que enseñarse desde que son chicos.

Por supuesto, a veces hay que dar una reprimenda al animal si tiene un comportamiento indebido. Para ello, se debe usar un tono severo y enérgico para que el animal capte que ha hecho algo inadecuado, nunca llegar al castigo físico. Por otra parte, si hace algo bien, se le debe ofrecer un “premio” que, generalmente, es una porción de comida. Funciona como estímulo que, al mismo tiempo, se puede aprovechar para enseñarle determinadas pautas. Eso sí, hay que tener muy en cuenta la cantidad de comida y el tamaño del perro.

Consejos para tu gato

Un gato no es un perro, y eso es lo primero que debes tener en cuenta a la hora de educarlo. Con esto explicado, debes asumir además que los gatos son animales muy independientes y, por lo tanto, no necesitan tanta atención como los canes. Podrás enseñarles ciertas reglas y las aprenderán rápido, pero descarta la idea de enseñarles a darte la patita o sentarse cuando se lo ordenes. No funcionan así.

Para enseñar a tu gato a usar la caja de arena, por ejemplo, lo primero es asegurarte de que sea del tamaño adecuado (aunque a mayor tamaño, mejor). Luego, la caja no debe ser alta para que el gato lo tenga fácil a la hora de entrar. Con eso, debes enseñar al gato con tu mano que puede escarbar en la arena y, si hace sus necesidades fuera de la caja, debes colocarlas ahí para que lo vea y entienda dónde deben ir los excrementos.

En el caso de que no quieras que el gato se suba a determinados sitios de la casa, lo que debes hacer es echarlo sin dudar en cuanto se suba. Como lo dejes estar ahí, asumirá que tiene vía libre para hacerlo y lo convertirá en una costumbre. Y tienes que hacer justo lo contrario, que entienda que no es así. 

¿Y cómo reñirlo o castigarlo? Gritar no sirve de nada. Lo que debes hacer es lanzar un mensaje directo, claro y seco justo cuando esté haciendo algo indebido. Un “No” bien rotundo y rápido justo cuando hace algo mal, sin dejar pasar tiempo entre acción y reacción, es la mejor forma de hacerlo para que entienda bien el mensaje.

Los últimos datos registrados hablan de un total del 40% de hogares del país con al menos una mascota. Las cifras, además, crecen año tras año. Si formas parte de uno de esos hogares o estás a punto de hacerlo, estamos seguros de que los consejos que te hemos dado aquí te van a ser de gran utilidad. Ponlos en práctica y sácales partido, te serán de ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: