Consejos para un buen mantenimiento de los canalones

Consejos para un buen mantenimiento de los canalones

La limpieza de los canalones es una actividad que no debe descuidarse. Dentro de las rutinas de mantenimiento del hogar, debe considerarse el retiro adecuado de los desperdicios, objetos retenidos, suciedad y materiales orgánicos que se acumulan en los canalones.

Esto es importante, porque no hacerlo puede acarrear problemas en el sistema de drenaje del tejado y filtraciones en la propiedad con la llegada de las lluvias. Además de la limpieza, es necesario comprobar que los mismos se encuentren fijados de manera correcta y eliminar los puntos de corrosión que se detecten para que el mecanismo funcione de forma adecuada.

Para esta labor es necesario contratar a un equipo experto en la materia, lo que garantizará que el proceso de mantenimiento se cumplirá de forma efectiva. Las empresas encargadas de la instalación de canalones también cubren aspectos de mantenimiento preventivo y correctivo de los mismos, por lo que resultan de gran apoyo.

Frecuencia de la limpieza

Por regla general, este mantenimiento debería realizarse dos veces al año para asegurar que se eliminan los desechos que pueden obstaculizar el correcto flujo del agua canalizada.

Es frecuente que la tierra, el musgo ramas de árboles y otros elementos puedan atascarse, haciendo que la presión del agua tapone las salidas del sistema y afecte a su funcionamiento.

Localización de obstrucciones

Si lo anterior ya ha ocurrido, entonces la labor del experto tendrá que incluir la localización de las obstrucciones a lo largo de recorrido de los canalones.

Canalon atascado

Es usual que el problema se ubique en los codos que conectan las tuberías de bajada, por lo que hay que retirar esta pieza, limpiarla, eliminar la obstrucción y colocarla correctamente en su lugar.

Como precaución para que el problema no se repita, se suelen instalar mallas que recojan los residuos sólidos y permitan que el agua circule con mayor fluidez. De este modo, se disminuye el riesgo de obstrucción y los problemas que el mismo ocasiona cuando llegan las lluvias.

Sellar fugas y sustituir piezas dañadas

Otra de las labores que realizan las empresas de canalones en Madrid en cuanto a mantenimiento, es la detección de piezas dañadas y afectadas por la corrosión.

Una vez que se detectan canalones dañados y con fugas, se intenta realizar una reparación que consiste en limpiar el óxido con un cepillo giratorio, cubrir la zona afectada con pintura inhibidora y luego sellar el orificio con cemento plástico de manera definitiva.

Cuando el daño sobre la pieza resulta muy grande, la única alternativa es utilizar adicionalmente un trozo de material para cubrir la zona afectada. En ocasiones, el cemento plástico no es suficientemente seguro y se necesita soldadura, según las características del material original.

Si el daño es irreparable, la sustitución de la pieza es la solución última. Esto siempre debe ser determinado por un verdadero experto que, en base a su experiencia profesional, pueda analizar la situación y ofrecer una solución adecuada para que el sistema de canalones funcione a la perfección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: