Problemas de salud mental

Cómo tratar a una persona con problemas de salud mental

Ayudar a un ser querido que presenta problemas de salud mental no es una tarea sencilla, especialmente cuando no se tiene un diagnóstico claro ni la guía de un profesional que nos indique el protocolo a seguir según la situación específica del paciente. Por ello, hemos decidido recoger información valiosa que puede ayudar y orientar a todos aquellos que se encuentran en esta situación.

Con la ayuda del Centro de salud mental Orientak, es posible aprender el protocolo ideal para tratar a una persona con problemas de salud mental desde la empatía y  la comprensión. Solo así podremos ayudarle a atravesar esta difícil situación y garantizaremos su calidad de vida.

Ayudar sin miedo

En primer lugar, es necesario comprender que tanto el paciente como las personas a su alrededor, se enfrentan a las enfermedades desde el miedo, lo cual puede producir una sensación de soledad. Sin embargo, cuando se trata de una enfermedad mental, es importante hacer un ejercicio de tolerancia y comprensión si queremos obtener buenos resultados.

Infórmate sobre el padecimiento

Cuando se tiene un diagnóstico, el siguiente paso inmediato será informarse sobre la enfermedad y eliminar de nuestra mente cualquier estigma e idea preconcebida que pueda estar dando vueltas en nuestra mente. Con esta claridad podremos entender mejor la situación que atraviesa nuestro ser querido y encontrar la forma de ayudarle en todo lo posible.

Cuida tus expresiones

Para tratar con un paciente con problemas de salud mental es importante cuidar mucho el lenguaje y la forma de expresarnos. Es buena idea evitar el uso de frases negativas que puedan socavar la autoestima del individuo y hacer más complicado el proceso que este se encuentra atravesando.

Control emocional

Es importante aprender a gestionar nuestras emociones y evitar por completo los dramas. Quizás la situación resulte abrumadora, pero es necesario encontrar las herramientas para lidiar con cada situación desde la empatía y con mucha paciencia. De lo contrario, en lugar de ayudar, estaríamos haciendo que la otra persona se sienta con poco valor, desconcertada y sola.

Apóyate en un especialista

Existen terapias psicológicas específicas para ayudar a las personas que acompañan a pacientes con determinados padecimientos mentales. En Orientak Hospital de día Madrid, pueden ayudarte a recuperar el bienestar en diferentes aspectos de tu vida y servir de respaldo para tu labor como acompañante.

Evita convertirte en una persona sobreprotectora

Resulta frecuente que tras determinado diagnóstico, las personas que se encuentran alrededor del paciente se conviertan en sobreprotectores y le impidan realizar actividades para las que son perfectamente capaces. Esta clase de privilegios otorgan una falsa comodidad que terminará trasladándose a otras esferas de la relación y terminará perjudicándola, por lo cual debemos evitar sobreproteger.

También resulta una excelente idea hacer un curso de primeros auxilios que nos permita tratar con accidentes y manejar determinadas situaciones de emergencia de la mejor manera posible. Esto contribuirá a mejorar la calidad de vida del paciente, sabiendo que se cuenta con el conocimiento para reaccionar a tiempo en cualquier situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: