mover negocio hacia crecimiento

Cómo mover tu negocio hacia el crecimiento

Sin lugar a dudas, disponer de una furgoneta es algo fundamental para muchos negocios, pero adquirirlas en propiedad puede tener una serie de inconvenientes que no siempre podemos asumir, como la descapitalización o el hecho de tener que dejar de poder utilizarla (y de trabajar) cuando sufre una avería. En este sentido, el renting se presenta como la mejor opción. Sigue leyendo y descubre algunos de los muchos motivos de ello.

¿Qué es el renting?

Obviamente, para comprender cómo puede ayudarnos a llevar a nuestro negocio al siguiente nivel, tenemos que saber que el renting es, por decirlo de algún modo, un alquiler a largo plazo de un vehículo (normalmente por un periodo de 3 a 5 años), que es adquirido en propiedad por el arrendatario con el único objeto de que su cliente pueda utilizarlo con total libertad.

Es decir que el renting nos permite poder utilizar una furgoneta completamente adaptada a nuestras necesidades, pero sin que nosotros o nuestra empresa, seamos los propietarios, lo que tiene una serie de ventajas que puede ayudarnos para hacer crecer nuestro negocio.

¿Cómo puede ayudar a hacer crecer un negocio?

Minimizando y optimizando los gastos

En primer lugar, tenemos que decir que una de las características más importantes del renting de furgonetas es que nos permite minimizar nuestros gastos, dado que está demostrado que tener un vehículo en renting supone un ahorro de alrededor del 35% en comparación con optar por la compra.

De hecho, cuando optamos por el renting sólo tenemos que abonar una cuota fija que se mantiene intacta durante todo el tiempo que dure nuestro contrato, lo que significa que podremos olvidarnos de cuotas de entrada y cancelación, impuestos de matriculación, etcétera.

En consecuencia, se puede decir que el renting no sólo nos permite minimizar los gastos, sino que también es una oportunidad de optimizarlos a lo largo del año y de hacerlos previsibles, algo que por ejemplo, nos permitiría planificar nuestras inversiones en otros aspectos.

Liberándonos de preocupaciones superfluas

Además, hay que decir que en las cuotas que pagamos se incluyen absolutamente todos los gastos que se derivan del vehículo, desde los impuestos hasta el seguro, el taller o incluso los neumáticos.

Además, cabe destacar que las empresas de renting ponen a nuestra disposición la posibilidad de tener un vehículo de sustitución en el caso de que el nuestro se encuentre en el taller y, por supuesto, disponen de un servicio de asistencia en carretera por si, desafortunadamente, sufrieramos alguna eventualidad mientras lo utilizamos.

Por consiguiente, podemos afirmar que el renting es sinónimo de poder despreocuparnos sobre todo lo referente al mantenimiento de nuestra furgoneta, del pago de impuestos, de encontrar el taller más apropiado para nuestras necesidades o acerca de qué hacer cuando sufrimos una avería, para centrarnos en lo realmente importante: hacer crecer nuestro negocio.

Deduciendo impuestos

Por si lo dicho hasta ahora fuera poco, a todo ello hay que añadirle que el renting está contemplado como un gasto deducible en el IRPF y el IVA para los autónomos y las empresas, lo que nos obliga a tener que insistir en la idea de que optar por esta forma de disponer de un vehículo para nuestra empresa, es un método enormemente eficaz de minimizar y optimizar nuestros gastos.

Mejorando nuestra imagen corporativa

Por último, cabe tener en cuenta que nuestra imagen corporativa es fundamental a la hora de captar clientes y, en este sentido, el renting es una de las mejores formas que está a nuestra disposición a la hora de renovar por completo nuestra flota de vehículos y dar un “toque de aire fresco” a nuestra imagen, algo que podría suponer atraer la atención de muchos clientes y, por ende, una forma diferente de poder aumentar las ventas.

En conclusión, de lo que hablamos es de una herramienta de primer orden para ayudar a nuestras empresa a llegar al siguiente escalón. Así que, ¿por qué no aprovecharla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: