Reunificación de deudas

¿Cómo funciona una reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es un procedimiento que consiste en agrupar todas las deudas existentes en un solo préstamo a largo plazo. Su objetivo es garantizar que la persona pueda cumplir con todos sus compromisos sin que afecte a su economía familiar, lo cual se consigue uniendo todas las deudas en un solo pago mensual con una sola tasa de interés.

Al agrupar préstamos, estos suelen recaer sobre las hipotecas. Todo el procedimiento de unificación puede realizarse gracias a los servicios de empresas mediadoras, especializadas en tratar con las entidades financieras y negociar deudas en las mejores condiciones posibles para el cliente.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

Tal como ya mencionamos, esta es una operación financiera donde el solicitante tiene la oportunidad de unificar todas sus deudas adquiridas dentro de un solo préstamo, con la finalidad de que se reduzca el monto total de los pagos mensuales que deberían efectuarse en diferentes fechas de cobro y tasas de interés.

Esto permitirá al solicitante ganar mayor liquidez mensual y mejorar su condición financiera, evitando incurrir en situación de impago de cualquiera de sus compromisos. Por regla general, el formato utilizado para la reunificación de deudas es adherir todas las deudas pequeñas (tarjetas de crédito, préstamos personales, etc.) a un préstamo con garantía hipotecaria.

De esta manera se incluye una propiedad inmobiliaria como aval, de forma que el coste de la misma pueda solventar el pago de la deuda en caso de incurrir en situación de impago. Con respecto al tipo de interés, este suele variar según la entidad financiera (2% a 14%), por lo que conviene comparar en detalle cada oferta y analizar sus ventajas e inconvenientes.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de solicitar una reunificación de deudas?

Tal y como cualquier otro producto financiero, la reunificación de deudas es un buen plan en una gran cantidad de situaciones, pero también supone algunos inconvenientes que deberían conocerse y considerarse antes de asumir el nuevo compromiso. A continuación, te comentamos algunas de las ventas del proceso de reunificación de deudas:

  • El cliente estará en la capacidad de renegociar los términos y condiciones de los préstamos actuales en cuanto a plazo, cuotas, tipo de interés y otros detalles importantes. Así, podrá colocarse en una posición de balance respecto a sus ingresos y afrontar las deudas adquiridas con mayor facilidad.
  • Mayor conciencia sobre su situación financiera. Al tener todas las deudas agrupadas en un solo pago fijo mensual tiene mayor conciencia sobre la situación financiera en que se encuentra para controlar mejor los gastos impulsivos.
  • Se mantiene una cuota fija y un solo tipo de interés para todos los préstamos adquiridos.
  • Negociaciones con una única entidad financiera, lo cual evita complicaciones innecesarias, negociaciones adicionales y elimina el exceso de comunicaciones que suelen llegar a nuestra bandeja de correo electrónico.
  • Comodidad, al no tener que realizar diferentes pagos en distintas fechas a lo largo del mes.

Tal como se puede observar, la fusión de todas las deudas supone ventajas interesantes, casi todas asociadas a mantener todos los compromisos organizados en un solo pago fijo mensual. No obstante, es importante considerar los aspectos negativos de este procedimiento, entre los que destaca:

  • La reunificación de deudas es un procedimiento que conlleva una serie de gastos importantes que deben ser asumidos por el cliente. Entre ellos se incluyen: gastos de notaría, registro y pagos de impuestos, similares a los necesarios para firmar un préstamo hipotecario.
  • Al integrarse con un préstamo a largo plazo, la tasa de interés se incrementa en todos los productos. Si bien estaremos pagando menos cantidad de dinero cada mes, la realidad es que el monto total que pagaremos a la entidad financiera será superior.
  • Cumplimiento de todos los requisitos de acceso. Aunque seas poseedor de un préstamo con garantía hipotecaria, para la refinanciación y reunificación de deudas se realizará una nueva evaluación crediticia y será necesario cumplir con una serie de requisitos.
  • Solo se puede acceder a reunificar deudas siendo poseedor de un perfil financiero saludable, sin haber incurrido en situación de impago ni haber sido incluido en ficheros de morosidad, todo lo cual complicaría enormemente el acceso a este mecanismo.

Por todo lo anterior, te conviene realizar un análisis detallado de todas las condiciones ofrecidas por la institución financiera, comparar las diferentes ofertas disponibles y acudir a un especialista que, en base a su experiencia, pueda guiarte con la estrategia adecuada a una renegociación de deudas con un resultado exitoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: