Cómo elegir los neumáticos para tu coche

Cómo elegir los neumáticos para tu coche

Elegir los neumáticos de nuestro coche es una decisión importante, ya que de ellos depende en gran medida el nivel de seguridad del conductor al volante. Es necesario valorar una serie de aspectos a la hora de realizar la compra como, por ejemplo, el uso que damos al vehículo o el tipo de carretera por la cual solemos conducir, entre otros asuntos.

A partir de esta información, podremos seleccionar el más adecuado entre las diferentes categorías de neumáticos para coche que existen en el mercado. De esto dependerá la calidad y durabilidad de los mismos, así como el nivel de desgaste y otros asuntos relacionados con el tipo de neumático seleccionado.

En las siguientes líneas nos encargamos de entregar una serie de consejos prácticos que te ayudarán a elegir el conjunto de neumáticos más adecuados para tu coche. Aprenderás cuales son las características clave que deben tomar en consideración y despejarás todas las dudas comunes relacionadas con la compra de neumáticos para tu vehículo.

Primero, entendamos algunos conceptos básicos sobre los elementos y códigos de los neumáticos:

Cada neumático posee una leyenda grabada en relieve en el lateral. Aprender a entender esta nomenclatura es fundamental para poder realizar la compra del que mejor se adapte a las necesidades de nuestro vehículo.

  • Ancho. Es una medida expresada en milímetros y se trata de un valor que puede variar en función de las funciones y uso que se le vaya a dar al coche.
  • Perfil. Es un valor que hace referencia a la relación de aspecto entre la altura del neumático y su ancho. Se expresa en porcentaje y, al igual que el punto anterior, es un valor que dependerá de las condiciones de uso del vehículo.
  • Llanta. Diámetro interior de la llanta, el cual se expresa en pulgadas.
  • Carga. Se refiere a la cantidad máxima de peso que el neumático es capaz de soportar durante su uso. No se expresa en kilogramos, sino en una equivalencia numérica, para lo cual existen tablas completas que pueden consultarse.
  • Velocidad. Se trata de la velocidad máxima que el neumático podría soportar. Del mismo modo que el punto anterior, no se expresa en kilómetros sino por medio de una tabla de equivalencias. Por ejemplo, la letra V es equivalente a 240 km/h.

¿Cómo encontrar los neumáticos más apropiados para mi coche?

Partiendo del dominio de los conceptos anteriores, es posible dar con el neumático más apropiado a nuestro tipo de vehículo y las necesidades particulares de cada usuario. Por lo general, se trabaja en base a tablas de equivalencias, donde se contrasta la información de los neumáticos actuales ya desgastados con los nuevos que deseamos adquirir, buscando que sean lo más parecidos posible.

Esto se logra utilizando los códigos laterales en relieve que entregan de manera resumida toda la información que estuvimos analizando en líneas anteriores, relacionadas con ancho, perfil, altura, velocidad, carga y tipo de llanta. En caso de no tener el suficiente conocimiento, también puedes optar por el uso de comparadores que te de sugerencia sobre el modelo y marca más apropiado.

Tipos de neumáticos que podemos elegir según el entorno de conducción

Las características del terreno sobre el cual conducimos son cruciales en la decisión de compra. No es lo mismo conducir sobre asfalto en perfectas condiciones para ir al trabajo cada día, que hacerlo constantemente en caminos irregulares y entornos no urbanos, ya que el nivel de resistencia es distinto, así como el resto de condiciones: semáforos, peatones, ciclistas, etc.

Así pues, podemos distinguir entre los siguientes tipos:

  • Para entornos urbanos y ciudades. Tienen baja resistencia a la rodadura y por tanto permiten un ahorro de combustible.
  • Para autopistas y carreteras. Se caracterizan por una fuerte adherencia y estabilidad.
  • Para superficies con barro. Sus surcos profundos permiten una tracción más sólida, por lo que no son adecuados sobre superficies lisas.
  • Neumáticos de invierno y verano. Los de verano suelen acompañarnos varias temporadas, pero con la llegada del invierno es una buena idea realizar un cambio hacia ruedas que no se endurezcan con las bajas temperaturas y permitan el control del freno en superficies mojadas.
  • Para coches deportivos y coches todoterreno. Los neumáticos deportivos tienen como característica una alta adherencia, agarre y estabilidad en carreteras curvas y rectas, tanto secas como mojadas. Por su parte, los todoterreno suelen tener un patrón de dibujo que proporciona un agarre adicional que permite remolcar, tirar y responder bien con exceso de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: