Cómo ahorrar luz en tu negocio

Cómo ahorrar luz en tu negocio

El ahorro de energía en las empresas es un tema imprescindible para lograr que sean sostenibles. Si eres propietario de un negocio, es bastante probable que quieras conocer todos los detalles relacionados con la forma correcta de reducir el consumo eléctrico y acceder a las tarifas de luz para negocios más bajas del mercado.

A continuación, hablaremos sobre los beneficios de reducir el gasto de electricidad en tu negocio y te ofrecemos nuestras recomendaciones sobre cómo ahorrar luz durante tus operaciones diarias, tanto en fábricas y oficinas como en locales comerciales en general.

Razones para reducir el consumo de electricidad en la medida de lo posible

Las razones para reducir el gasto en energía eléctrica son variadas, desde optimizar el presupuesto operativo de la empresa hasta ser más responsables con el medio ambiente. En general, rebajar el consumo de electricidad todo lo que sea posible resulta una buena idea debido a los siguientes motivos:

  • Desarrollarás la imagen de empresa consciente y responsable con el medio ambiente, algo agradable para clientes, proveedores y también para los colaboradores.
  • Evitarás cualquier sanción institucional impuesta sobre empresas de alto consumo energético.
  • Ahorrarás dinero de tu presupuesto mensual, el cual puedes disponer para áreas prioritarias del negocio y así conseguir ser más competitivo.

¿Cómo puedes ahorrar luz en tu negocio?

Para ayudarte a reducir el gasto en electricidad, te conviene aplicar los siguientes consejos con el apoyo de los colaboradores de tu negocio:

  1. Aprovecha los controles automáticos. Es posible instalar temporizadores, sensores y otras herramientas de domótica con las cuales poder controlar la iluminación, haciendo que las luces se enciendan y apaguen de forma automatizada.
  2. Utiliza iluminación natural. Siempre que sea posible, el sol será la mejor fuente de iluminación disponible, especialmente debido a su coste cero. En la mayor parte de las oficinas se bloquean las ventanas, haciendo que sea indispensable el uso de bombillas e incrementando el consumo eléctrico.
  3. Contrata la potencia realmente necesaria. La mayor parte del gasto de electricidad de un negocio se produce por la contratación de una potencia eléctrica superior a la necesaria y la elección de empresas proveedoras de energía con tarifas altas. Analiza las tarifas de tu empresa, la calidad del servicio ofrecido y realiza el cambio a una empresa más conveniente de ser posible.
  4. Instala equipos de bajo consumo. En la actualidad, la mayor parte de los equipos eléctricos son diseñados y fabricados pensando en la eficiencia energética. Es tarea del dueño de negocio la selección de aquellas maquinarias, electrodomésticos, herramientas y equipos con clasificación energética A+ o superior.
  5. Evita los equipos en Stand-by. Algunos equipos eléctricos permanecen encendidos consumiendo electricidad durante el tiempo en desuso. Por esto, la mejor alternativa será apagar por completo y desconectar los equipos al final de la jornada, siempre que esto no afecte al funcionamiento del equipo o la productividad del negocio.
  6. Realiza revisiones periódicas del sistema de aire acondicionado. De media, debería realizarse una revisión de los equipos de aire acondicionado y sistemas de climatización cada seis meses. Esto se realiza con el objetivo de garantizar su funcionamiento apropiado y alargar su vida útil durante más tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: