Estar protegido como arrendatario de una vivienda de alquiler

Claves para estar protegido como arrendatario de una vivienda de alquiler vacacional

Puede que estés pensando en poner en alquiler una vivienda con licencia turística, o quizá hace tiempo que gestionas una. Conoce cómo puedes estar mejor protegido ante cualquier suceso. Qué seguro debes tener y cuáles otros te conviene contratar.

Desde hace unos años, las viviendas enfocadas al alquiler vacacional han aumentado en nuestro país, siendo ya una fuente de ingresos importante en el sector turístico. Pero existe un gran desconocimiento de la normativa, los deberes y derechos, que como propietario, debes tener en cuenta.

¿Que seguro es obligatorio?

La ley exige, que quien gestione una vivienda con licencia turística, contrate un seguro de responsabilidad civil. Pero, ¿es suficiente este seguro? Siendo el tipo de contratación más básico, sólo cubrirá los daños que la persona pueda causar a los viajeros. Los sucesos que puedan ocurrir dentro de la vivienda no están contemplados. Así, si una estantería cae sobre un inquilino, o se desarrolla un incendio en la cocina, no sería cubierto por este seguro.

Está en tu mano averiguar qué seguro vivienda alquiler turistico es el que más conviene para que tanto tu casa o apartamento, como tú como propietario, estéis debidamente protegidos. Este tipo de seguros tiende a cubrir desde los siniestros que puedan ocurrir mientras los inquilinos estén dentro, hasta actos vandálicos por parte de los mismos. Así como también ofrecen asesoría jurídica.

¿Qué proteger?

Para empezar debemos diferenciar si la vivienda que queremos proteger es únicamente un negocio del propietario, o se reside en ella una parte del año. Un seguro para una casa utilizada únicamente como residencia, tendrá las coberturas habituales que los seguros tradicionales ofrecen, pero si se trata también de un negocio de alquiler vacacional, necesitarás un seguro específico, enfocado a situaciones que suelen ocurrir en este tipo de viviendas y no en los habituales hogares no turísticos.

Proteger una vivienda de alquiler

Si tu caso es el habitar y alquilar según la temporada del año, una buena elección puede ser un seguro multiriesgo, te protegería como usuario de la vivienda, teniendo en cuenta tus pertenencias, y como regente de la misma. Desde un incendio hasta reclamaciones impuestas por terceros. O tu propio seguro de hogar habitual, añadiendo pólizas específicas de vivienda vacacional puede ser también lo que estés buscando.

Protección específica para alquiler vacacional

En caso de buscar algo más concreto, debes saber que este tipo de seguro son mucho más flexibles que los tradicionales, adaptándose a las necesidades que tu caso concreto conlleve.

Con un seguro específico para alquileres vacacionales podrás estar tranquilo con lo que le ocurra a tu vivienda mientras esté siendo utilizada por tus clientes, la cobertura de siniestros es mucho más amplia. También estarán asegurados los bienes de tus huéspedes, evitando reclamaciones o contratiempos futuros. Así como actos vandálicos, pues aunque la mayoría de los casos el disfrute de la casa se lleve a cabo sin altercados, en ocasiones nos pueden sorprender inquilinos no tan respetuosos con tu propiedad.

Los casos de rotura de algún elemento, atascos de tuberías o pérdida de llaves, también están cubiertos con el servicio de bricolaje de tu seguro.

Aunque vayamos con buena fe y seamos unos perfectos arrendatarios, podemos encontrarnos en la situación de requerir asesoría jurídica, un seguro específico te ofrecerá la defensa jurídica que necesites, así como un servicio de reclamación de contratos de suministros.

¿Importa el tipo de vivienda?

Por supuesto, las características que tenga nuestra vivienda, así como el valor económico de lo que alberge en su interior, es relevante al elegir la tarifa de nuestro seguro específico. Las modalidades más recurrentes de alquiler vacacional son las siguientes:

  • Piso en ciudad. Un espacio en un centro urbano, debe estar protegido entre otras situaciones, frente a circunstancias que se puedan dar con los vecinos de la finca. La antigüedad del edificio y los metros cuadrados serán relevantes al calcular la tarifa.
  • Casa rural. Una casa alejada tiene unas características específicas que requieren la atención de tu seguro, así, por ejemplo, deberá estar asegurada ante un posible robo.
  • Apartamento en la playa. Existen algunos casos en los que un piso costero ha sido el escenario de actos vandálicos por parte de sus usuarios. Tu seguro tendrá que tener en cuenta este tipo de actos y protegerte frente a ellos.

Pide tu presupuesto en una aseguradora que ofrezca este tipo de seguros específicos, porque recuerda: un seguro de protección civil no es suficiente para proteger tus intereses como arrendador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: