Prevención de humedades

Los cerramientos de cristal como prevención de humedades

La humedad es una pesadilla que ninguno de nosotros desea en el hogar. Es responsable, entre otras cosas, de la aparición de moho, un problema común en invierno y que puede generar perjuicios a la salud de las personas que hacen vida en la propiedad.

Los cerramientos de cristal se convierten en una solución interesante a la hora de necesitar un aislamiento potente de la humedad. Son las paredes quienes se ven más afectadas por la humedad, aunque otros efectos como la condensación en los cristales pueden resultar bastante incómodos para muchos.

Una de las formas de prevenir la humedad es instalando cerramientos de cristal de alta calidad, que ofrezcan una capa de protección adicional contra la humedad y la condensación.

¿Por qué se genera humedad en el interior de las viviendas?

Es frecuente que notemos como en algunas paredes del hogar se producen manchas de humedad, en especial aquellas que dan con el exterior. Cuando esto ocurre, puede tener varios motivos, uno de ellos es el ingreso de agua a causa de fallos en el aislamiento, así como algún desperfecto en tuberías de agua cercanas.

Tuberías de agua

Cuando el vidrio y el perfil de las ventanas tienen problemas de instalación, o no poseen la combinación de materiales adecuados y de calidad, se pueden producir problemas de aislamiento que derivan en humedad y condensación.

Este fenómeno suele ocurrir cuando la temperatura interior es mucho más baja que la exterior y se genere en la “temperatura de rocío”, con lo cual el vapor de agua contenido en el aire se condensa en diferentes puntos, principalmente en paredes y cristales. Esto puede evitarse simplemente con la correcta instalación de cerramientos de cristal en exteriores como porches, balcones y terrazas, algo que permite agregar una capa de aislamiento térmico adicional que evita el fenómeno de condensación.

¿Cuáles son las ventajas de los cerramientos de cristal en la prevención de humedades?

Al colocar un cerramiento de cristal a espacios como porches y terrazas, se logra climatizar la vivienda durante el invierno, consiguiendo una temperatura interior mucho más estable.

Una de las funciones del cerramiento es actuar como una barrera térmica, sobre todo cuando se seleccionan materiales de capacidad aislante como es el caso del PVC y se combina con cristales adecuados.

Durante la época de invierno, los cerramientos consiguen aumentar la temperatura interna y aislar del exterior por completo, evitando la condensación y la humedad. Notarás la vivienda aún más cálida y la posibilidad de que las paredes se humedezcan.

Con la capa adicional de aislamiento térmico que provee un cerramiento de cristal en terrazas y zonas exteriores, se consigue evitar la aparición de puntos negros que posteriormente se convierten en moho.

Al evitar el moho, se previene el desarrollo de ácaros y colonias de bacterias y hongos cuyas esporas afectan la salud de los pulmones, causando enfermedades respiratorias en personas con sistemas inmunes comprometidos, especialmente niños y ancianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: