Motivos que pueden hacer que te decidas a cambiar tu hipoteca de banco

Motivos que pueden hacer que te decidas a cambiar tu hipoteca de banco

¿Sabes que, con la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, llevarte tu hipoteca a otra entidad financiera, que te ofrezca condiciones más ventajosas, es más fácil?

Sabemos que solicitar una hipoteca para la adquisición de una vivienda es un paso importante, que implica un compromiso de pago de cuotas, generalmente mensuales, que van a marcar, en gran medida, tu economía durante una serie de años. Probablemente cuando obtuviste tu crédito hipotecario buscaste las mejores condiciones, pero el mercado cambia y tus circunstancias personales también, por lo que, tal vez, ahora podrías negociar condiciones que te resulten más favorables.

Es fundamental olvidar esa idea preconcebida de que la hipoteca es “inamovible”. Siempre ha sido posible llevártela a otro banco, pero hay que reconocer que, ahora, con los numerosos cambios que ha traído la recién “estrenada” Ley Hipotecaria, realizar una subrogación de hipoteca resulta más sencillo que nunca, e implica menos gastos y menos papeleo.

El concepto subrogación se puede referir a dos situaciones distintas. La primera hace referencia al hecho de acogerte a una hipoteca ya dada, que asumes con todas sus condiciones (es un caso habitual, por ejemplo, cuando adquieres una vivienda de nueva construcción a un promotor que ya tiene esa hipoteca pre concedida pensando en un posible futuro comprador). La segunda, se aplica al caso de aquella persona que, sencillamente, quiere seguir amortizando su crédito hipotecario en otra entidad y con otras condiciones.

¿Qué puedes ganar haciendo un cambio de hipoteca?

Por lo general, la hipoteca es un crédito que se prolonga en el tiempo y si crees que estás pagando “de más”, consultar con expertos asesores, es una gestión sencilla que siempre resulta interesante por el ahorro económico que puede llegar a implicar.

Puedes ganar haciendo un cambio de hipoteca

En ocasiones, hay motivos de sobra para plantearte la opción de cambiar tu hipoteca de banco. Tipos de interés fuera de mercado, productos asociados a la hipoteca que han dejado de resultarte interesantes (seguros, tarjetas, planes de pensiones…) obligatoriedad de cumplir una serie de condiciones, quizá demasiado exigentes, para poder beneficiarte de algunas pequeñas ventajas (domiciliar un número determinado de recibos, realizar un gasto mínimo con tus tarjetas, mantener un saldo medio anual o semestral…)

La banca está cambiando y el consumidor está cada vez más protegido frente a algunas condiciones que en ocasiones han podido resultar abusivas.

Si te parece que las condiciones de tu hipoteca podrían ser mejores,  es el momento de informarte sobre las distintas opciones a tu alcance. Un cambio de hipoteca, bien estudiado, puede reportarte interesantes beneficios. Con la nueva Ley, el banco que asume la subrogación corre con gran parte de los gastos que ésta conlleva y para ti va a suponer la oportunidad de poder negociar algunas de las condiciones con las que no estás de acuerdo en tu hipoteca actual.

Debes tener claro que el cambio de hipoteca nunca va a suponer una modificación del importe total de la misma, ni tampoco una variación en el plazo de amortización, pero, en cambio, sí puede suponer la oportunidad de poder modificar aspectos tan importantes como el tipo de interés (fijo o variable) o de liberarte de algunas cláusulas que en su momento firmaste y que ahora no te convencen en absoluto.

No tienes que conformarte con “lo que hay”. Si quieres cambiar tu hipoteca de banco puedes hacerlo, informándote sobre posibles mejoras y apoyándote en un buen asesoramiento profesional que evite errores o confusiones, para que estés plenamente convencido de haber tomado la decisión adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: