mar. Mar 26th, 2019

Brexit: May y Juncker sellan un pacto de última hora con “cambios jurídicamente vinculantes”

May y Juncker sellan un pacto del Brexit de ultima hora

En la imagen: el reproche de May a Juncker: “¡Me has llamado nebulosa!”

Theresa May y Jean-Claude Juncker se reunieron en Estrasburgo el lunes por la noche para sellar in extremis un pacto del Brexit, unas horas antes de una nueva votación decisiva en Londres. Este martes, los parlamentarios británicos votarán por segunda vez sobre el tratado de salida, después del rotundo rechazado a mediados de enero.

Tras una reunión solemne de más de dos horas, la Primera Ministra británica y el Presidente de la Comisión Europea anunciaron un gran avance sobre el estado de Irlanda del Norte. Clave en el tratado.

“Un instrumento conjunto con un peso legal comparable al acuerdo de retirada garantizará que la Unión Europea no pueda actuar con la intención de implementar la red de seguridad por tiempo indefinido”, dijo la jefa del gobierno británico. A lo que Juncker advirtió que no habrá una “tercera oportunidad” si se rechaza este pacto.

El respaldo, punto clave del acuerdo.

El objetivo principal de Theresa May era obtener garantías en la “red de seguridad”, o “respaldo”, un dispositivo de último recurso para evitar el retorno de una frontera física en Irlanda del Norte. Se trata de preservar los acuerdos de paz de 1998 y la integridad del mercado único europeo. Según Jean-Claude Juncker, el primer ministro irlandés Leo Varadkar “estaría dispuesto a apoyar” este enfoque “en interés de un acuerdo global”.

De este modo, dos nuevos documentos se someten a la votación de los diputados británicos el martes: además del “instrumento conjunto” mencionado por Theresa May, el “paquete” incluye una “declaración conjunta”, además de la declaración política sobre la futura relación”, afirma una serie de compromisos para mejorar y acelerar el proceso de negociación y entrada en vigor (de la relación futura) “.

Las reservas de los unionistas irlandeses del norte

Frente al Parlamento británico, el viceprimer ministro conservador, David Lidington, explicó que “la primera ministra ha obtenido cambios legalmente vinculantes que refuerzan y mejoran el acuerdo de retirada y la declaración política”. Según él, este dispositivo tendrá que ser reemplazado por “acuerdos alternativos para diciembre de 2020”.

David Lidington pidió a los parlamentarios británicos que voten el acuerdo. “Hoy (martes), tendrán que tomar una decisión fundamental, votar por este acuerdo mejorado o hundir al país en una crisis política”, advirtió.

El líder del DUP, el grupo sindicalista de Irlanda del Norte, cuyo apoyo es esencial para que el acuerdo pase a la Cámara de los Comunes, acogió con cautela los anuncios. “Ciertamente lo analizaremos con mucho, mucho cuidado”, dijo Nigel Dodds.

Un posible rechazo del acuerdo en el Parlamento británico podría significar que el Reino Unido dejará a la UE en un caos, el 29 de marzo, después de 46 años de una relación a menudo tormentosa. Si el texto es rechazado, Theresa May votará el miércoles sobre la posibilidad de salir de la UE sin un acuerdo.

Si se rechaza esta opción, los eurodiputados votarán el jueves una propuesta para un Brexit “limitado”. Pero los 27 tendrán que estar de acuerdo y los líderes europeos han advertido que cualquier solicitud de aplazamiento tendrá que estar debidamente justificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: