Tu boda un evento inolvidable

¿Cómo hacer de tu boda un evento inolvidable?

El día de la boda para los novios pasa por ser uno de los más felices de su vida. Supone un paso más en su relación y esto ocurre siempre. No importa que la pareja esté ya estabilizada, lleven años de relación e incluso hayan formado una familia. Casarse, aunque en la práctica no obligue a mayores compromisos ni a un cambio de vida significativo en la relación, sigue siendo considerado como ese gran paso en la relación.

Por esta razón, organizar una boda obliga a meses de preparativos, especialmente si lo que se quiere con ella es invitar a todos los familiares y amigos. El primero aspecto a cerrar debe ser el día, la hora y el espacio en el que tendrá lugar la celebración. Es aconsejable hacerlo de 9 meses a un año previo a la boda.

Un evento inolvidable tu boda

Es también ese momento cuando hay que ir avisando a amigos y familiares del compromiso, aunque sin enviar aún las invitaciones. Una tercera tarea para realizar en este momento es contratar el fotógrafo y la música para la boda.

Cuando faltan entre 6 y 9 meses para la boda, ellas deben ir buscando vestido, si bien él puede esperar, pues normalmente a ellos no les corre tanta prisa esta tarea. Del mismo modo, faltando este tiempo es cuando han de tramitarse todos los documentos necesarios, con independencia de si se trata de un enlace civil o religioso. Superada esta fase, comienza a ser el momento de consultar destinos para la luna de miel y pensar en el ramo de novia.

Seis meses antes de la boda, la presión se va elevando

Cuando falta ya medio año para la boda, los novios comienzan a ver cómo aumenta la presión. Es en ese momento cuando deben decidir papeles protagonistas en la ceremonia: padrino y madrina, testigos y damas de honor.

Y con respecto al lugar de celebración, no está de más ir pensando en la decoración y el entorno floral, así como verificar todas las direcciones de familiares y amigos para poder enviar las invitaciones de boda.

Lógicamente, para realizar todas estas tareas puede ser necesario recibir ayuda externa. Los familiares y amigos siempre están dispuestos a colaborar, echar una mano, aunque si lo que se desea es que todo quede perfectamente planificado, la mejor opción es contratar una wedding planner.

Con respecto a la decoración en el lugar de celebración, en los últimos años se ha puesto muy de moda un elemento que resulta muy original, las bengalas de boda. Se trata de Bengalas de humo que dan un toque distintivo y de mucho color. Aunque se aconseja manejarlas con cierta cautela, las bengalas de humo no tienen asociados riesgos y la pueden usar todo tipo de personas, aunque con cierto control si la manipulan niños pequeños.

Un segundo aspecto original en la decoración durante la ceremonia son los Sellos de boda. Los sellos para bodas pueden ir incluidos en la invitación, en el photocall durante la jornada, en los detalles que se regalan a los invitados e incluso en algún detalle del menú. Desde la web UnaBodaMágica.com nos muestran diferentes diseños para elegir sellos de boda.

Antes de que falten tres meses para la boda, cuando los nervios ya comienzan a ser un elemento desestabilizante, conviene ir atando cabos y cerrando algunos preparativos y elementos. El novio hace bien en comenzar a buscar traje y hay que ir cerrando presupuestos: decoración, catering, música, fotógrafo, viaje de novios y desplazamiento de invitados si hiciera falta.

Un detalle importante, para elegir el catering conviene realizar una prueba de menú previa y comparar entre diferentes catering, y por supuesto atender a todos los invitados y sus necesidades: dieta vegetariana o vegana, intolerancias alimenticias, alergias…

Faltan menos de tres meses para la boda, calma y sosiego

Una vez faltan menos de tres meses para la boda, la novia vuelve a recobrar protagonismo. No basta con lucir un vestido de novia hermoso, hay que complementarlo con accesorios: corona de flores, el ramo, el velo, el calzado… ah, y conviene no olvidar utilizar zapatos cómodos para poder disfrutar de la larga fiesta. La apuesta puede ser unos zapatos de novia cómoda o utilizar dos pares.

En estas semanas es el momento de encargar las alianzas y las arras, elegir el salón de belleza y comenzar con las pruebas, así como encargar elementos como el libro de firmas y los detalles de boda para los invitados.

El libro de firmas bodas debe ocupar un lugar destacado en el lugar de ceremonia pero alejado un poco de la fiesta, para evitar posibles accidentes. Un libro de firmas es el lugar donde los invitados pueden desear toda la felicidad a los novios y sus mejores deseos. En los últimos años, muchas parejas deciden instalar en el salón un fotomatón para inmortalizar imágenes y que esos recuerdos acompañen al libro de bodas.

Con respecto a los detalles de boda, lo complicado es su elección. En UnaBodaMágica.com encontramos una amplia variedad de detalles para bodas, lo que complica sin duda la elección de los detalles de boda pero abre la posibilidad a ser originales en la ceremonia.

El último mes, los últimos detalles

En el último mes es cuando hay que cerrar todos los frentes abiertos. Aunque hemos comentado los más importantes, existen muchos más preparativos que hay que ir dejando a punto.

La clave está en planificar bien el calendario y no sentirse atacados por los nervios. A falta de pocas semanas llega el momento de cerrar la lista de invitados, terminar el plano de las mesas del banquete, las últimas pruebas de vestuario y finalizar los últimos detalles con el catering y la luna de miel.

Por último, en la última semana es el momento de recoger los outfits nupciales, preparar algún kit de emergencias (vestuario accesorio para disfrutar de mayor comodidad llegada cierta fase del banquete), recoger el ramo de novia el día previo a la boda y tratar de descansar, porque en pocas horas llega la boda, esa gran celebración que los novios llevan meses preparando, y siempre con éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: