BIM

BIM, tecnología al servicio de la industria de la construcción

Si has estudiado arquitectura o te dedicas a la construcción, no puedes ignorar las técnicas cada vez más extendidas que componen BIM, la tecnología al servicio de la industria de la construcción.

Esta metodología de trabajo puede facilitarte la gestión de cada una de las variables que intervienen en un proyecto.  Presta atención, porque en este artículo vamos a ver las ideas clave para comprender la metodología BIM.

Qué es la metodología BIM

Building Information Modeling, es el nombre en inglés que se la ha dado a un modelo de información para la construcción (las siglas son BIM). Estamos ante un tipo de trabajo que se realiza de forma colaborativa  para crear y edificar obras pensadas para el uso de la ciudadanía.

Se trata de una metodología que pretende centralizar de forma digital toda la información de un proyecto. Además, se analizan todos los aspectos relacionados con el mismo: desde que el proyecto es una idea hasta su hipotético derribo, como se explica en este curso BIM.

Uno de los aspectos más interesantes y característicos de BIM es que es un tipo de metodología colaborativa, es decir, se lleva a cabo un plan de ejecución en el que se determinan cuáles son las bases y la normativa sobre la que se crea el proyecto. De esta forma, todas las personas que forman parte del trabajo se coordinan y lo realizan de manera más ordenada.

Este plan de ejecución se conoce como BEP y se trata de una herramienta que determina a qué deberá dedicarse cada persona que forme parte del proyecto. Así, se consigue definir bien la estrategia y los objetivos que se tienen que perseguir en conjunto.

Las 7 dimensiones de BIM

Vamos a analizar ahora cuáles son las 7 dimensiones de BIM, es decir, los puntos que forman parte del plan:

  • 1D o idea: Se trata de la idea inicial del proyecto y de sus estimaciones iniciales.
  • 2D o el boceto: Se empieza a dar forma al proyecto, es decir, se comienza a crear el boceto inicial.
  • 3D Coordinación: Esta dimensión es la que se centra en detectar si existen interferencias en diferentes especialidades; así, se reducen los posibles conflictos que pudieran existir durante la obra.
  • 4D o Planificación de obra: Se trata de la dimensión encargada de planificar la obra, el trabajo que se irá realizando en las diferentes etapas del proyecto. Con un modelado en 4D se consigue visualizar cada momento de la obra y que, así, se puedan contemplar cada paso y comprender mejor los planes de construcción.
  • 5D o Medición y presupuesto de obra: Gracias a este paso de la metodología se consigue controlar mejor los gastos de cada etapa, de sus fases y su mantenimiento.
  • 6D o Certificación energética: En este paso del método se valoran los estudios energéticos, así como los cálculos y los análisis relacionados con cuestiones de energía.
  • 7D o Gestión de activos: Terminamos con la útltima de las dimensiones hablando de la gestión de activos, es decir, las condiciones físicas del proyecto (estructura, arquitectura, etc.), así como todas aquellas cuestiones que hacen referencia a las operaciones y el mantenimiento. Esto nos ayudará a gestionar a corto y largo plazo cualquier coste financiero derivado de la modificación del activo y, así, poder anticiparnos a gastos que en un primer momento podrían no estar contabilizados.

Si se busca un primer acercamiento a la metodología BIM y al software más utilizado por las empresas para implementarla en sus flujos de trabajo, una muy buena opción es este curso de Revit, un curso BIM en línea y gratuito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: