Avances tecnológicos que revolucionaron el sector audiovisual

4 avances de la tecnología que han revolucionado el sector audiovisual

La recta final del siglo XX y el comienzo del siglo XXI han sido unos años en los que la tecnología ha demostrado, de sobra, su capacidad para evolucionar a un ritmo cada vez más rápido. Tan solo hay que echar un vistazo a los teléfonos móviles de finales de los 90 y a los smartphones modernos para darse cuenta tan solo de uno de tantos cambios que han surgido en el sector tecnológico. Cambios que, además, afectan a todos y a todo.

Uno de los terrenos donde más se ha notado la influencia de la tecnología ha sido el audiovisual. Hasta cierto punto, se puede afirmar sin miedo alguno que este campo está íntimamente ligado a los avances tecnológicos. Y es que, si comparamos el cine de hace 4 décadas con el de ahora, vemos que son dos mundos completamente diferentes. Se siguen contando historias, y algunas de lo más pintoresco, pero el despliegue técnico de ellas es cada vez más y más contundente.

Empresas como Monsuton, dedicadas al sector de los contenidos multimedia y todo lo relacionado con lo audiovisual, han podido vivir en sus propias carnes todo este cambio. Desde la planificación hasta la postproducción, y sobre todo esto último, los procesos relacionados con industrias como la del cine han cambiado muchísimo, afectando tanto a quienes trabajan en ellas como a los espectadores que consumimos cada pieza, cada vídeo, cada montaje y cada historia que se cuenta a través de estos medios.

Hay 4 cambios tecnológicos en concreto que han cambiado el sector audiovisual de una forma bastante contundente en los últimos años. Son parte de una evolución clara del sector, que ha hecho que cambien los hábitos de consumo y también la forma en la que se trabaja a la hora de generar cualquier contenido audiovisual, independientemente de si este está destinado a la gran pantalla, a la pequeña o a nuestros smartphones.

Los 4 cambios tecnológicos que han revolucionado el sector audiovisual

Desde que los hermanos Lumière recrearon imágenes en movimiento que llegaron a aterrar y a fascinar por partes iguales, hasta que el público se ha desecho en aplausos en las salas de cine viendo a una miríada de superhéroes combatiendo en un brutal despliegue de efectos especiales, el sector audiovisual ha cambiado mucho. Pero, si nos centramos en los últimos años, sin duda hay una serie de avances de la tecnología que han revolucionado por completo este campo.

La alta definición

El fenómeno más influyente en todos los formatos audiovisuales que se ha visto en el siglo XXI. El salto al HD, con resoluciones como los 720p o los 1080p, ha permitido disfrutar de toda clase de obras con una calidad de imagen antes inconcebible.

La alta definición

El uso de los medios digitales y el avance en la codificación y proyección de imágenes ha permitido que alcancemos este nivel de calidad, uno que tiene previsto seguir mejorando en los próximos años. Ya se habla de resoluciones 4K, conocida como ultra definición, e incluso 8K. Los niveles de nitidez prácticamente lograrán que casi sea indistinguible una obra audiovisual de una imagen real.

Internet y el streaming

Es evidente que internet ha revolucionado al mundo entero, pero, en el sector de las artes audiovisuales, ha hecho que la situación cambie drásticamente a como era hace tan solo unos años. Con el streaming de por medio, el acceso a contenidos se ha democratizado, obligando a los productores y autores a pensar en las nuevas formas de distribución y los nuevos formatos.

Todo el mundo puede ver un vídeo, una película o una serie desde su smartphone, en mitad de la calle o mientras va en autobús. Eso ha hecho que se piense en elaborar obras pensadas única y exclusivamente para este tipo de formatos, que se pueda tener acceso a más recursos y tecnologías para crear algo nuevo o que, incluso, sea más fácil llegar al público.

Robótica

Piensa en dinosaurios y el grado de realismo que han llegado a tener en las grandes obras de Spielberg y te darás cuenta, automáticamente, de lo importante que ha sido la robótica para la industria audiovisual y, más concretamente, la del cine. Desde las primeras versiones del T-800 hasta el adorable BB-8, todos los autómatas y criaturas fantásticas, o la mayoría, que hemos visto en la gran y pequeña pantalla provienen de robots.

De no ser por los avances en los mecatrónicos, ese grado de credibilidad que se ha conseguido en algunas grandes obras del cine habría sido imposible. Parece sorprendente que la robótica sea tan influyente como para haber calado tanto en la industria del cine, pero es totalmente cierto.

El 3D

Puede que quizá no sea la tecnología más influyente, pero pensar en lo que hizo Avatar en las salas de cine borra esa idea de la cabeza de inmediato. Los avances en las tecnologías de gráficos y proyección han permitido que los espectadores podamos sentirnos un poco más cerca de los mundos que se muestran en la pantalla.

El 3D, bien aplicado y empleado, dota a las obras de un grado de inmersión casi absoluto. Es una pena que no se esté explotando tanto actualmente, porque las piezas audiovisuales que lo han sabido aprovechar han sido realmente impactantes.

Solo 4 novedades de las tecnología, que también han ido evolucionado, han sido más que suficientes para que el sector audiovisual se revolucionara por completo. A la vista queda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: