Inflación mercado inmobiliario

Los precios de la vivienda aumentan y rozan los niveles de hace una década

El precio de la vivienda en España lleva en crecimiento desde hace cinco meses, con avances superiores al 3%. Al cierre del mes de junio, el precio de las casas se situaba en casi 1.500 euros por metro cuadrado.

Se esperaba que la economía del país se viera afectada durante los primeros meses del año como consecuencia de la pandemia, pero parece que ahora va a tomar más tiempo del previsto. De hecho, este fenómeno ha afectado directamente en el mercado inmobiliario en España, especialmente a nivel de compraventa.

Una persona que realiza una tasación gratuita de su vivienda en estos momentos, verá una variación significativa en comparación a su coste hace un año.

Los efectos de la inflación en el mercado inmobiliario

En estos casos, la economía general se resiente. La inflación se vuelve un peligro cuando se desboca y acaba por provocar altos incrementos de los costes de construcción y de financiación. En este punto, disminuye en gran medida el capital para invertir en inmuebles al mismo tiempo que incrementa el precio de la vivienda.

Se estima que el aumento de precios se sitúe entre el 3 y 4% a cierre de 2022. Esto como consecuencia de la evolución de la mayor inflación en los últimos 29 años, los tipos de interés y la influencia del fin de las moratorias en el sector financiero.

Los plazos de venta serán mayores ahora que en años recientes, en especial si se busca hacer una inversión para la venta posterior y no para el alquiler o tomarla como vivienda principal. Aquí puede producirse un descenso significativo de la demanda de vivienda por la incapacidad de asumir los gastos de una hipoteca o por la incertidumbre.

Las fuentes de financiación también se van a ver afectadas. En un mercado inflacionista, la banca está considerando endurecer los requisitos para otorgar préstamos hipotecarios. Esto hace que aún menos personas tengan acceso a la adquisición de una vivienda propia, sobre todo cuando se trata de buscar una primera residencia.

Hay otros factores que podrían provocar una desaceleración en la compraventa como lo son la pérdida considerable del poder adquisitivo y el desempleo. Incluso, podría ser complicado transmitir el efecto de la inflación a los contratos de arrendamiento, aún más cuando se trata de viviendas que ya están siendo arrendadas.

En el caso de que la economía empeore y los tipos de interés se corrijan al alza, los inversores podrían plantearse dirigir el capital hacia la renta fija.

Se dispara el precio de la vivienda en la eurozona

Durante el primer trimestre de 2022, los precios de la vivienda en la Unión Europea han subido un 10,5%, mientras que en los países de la eurozona el incremento ha sido del 9,8%. Se trata de una subida máxima comparable con el boom inmobiliario de comienzos de siglo.

El 10,5% de la Unión Europea fue mayor con respecto al 10,1% del cuarto trimestre de 2021. Esto supone el mayor incremento desde el último trimestre de 2006.

En cambio, el 9,8% de la eurozona supuso un encarecimiento de cuatro décimas respecto de los tres meses anteriores, lo que se traduce en el mayor incremento de precios desde 2005.

A pesar de que la subida del precio de la vivienda en España fue de 8,5%, por debajo de la media de la UE, sigue siendo la mayor subida interanual desde 2007.

En los países en los que se observaron los aumentos más intensos fueron República Checa (24,7%), Estonia (21%) y Hungría (20,6%), mientras que los más bajos se registraron en Chipre (1,1%), Finlandia (4,3%) e Italia (4,6%).

El actual precio de la vivienda en España

En concreto, el precio de la vivienda en España lleva creciendo cinco trimestres consecutivos, con avances superiores al 3% cada vez. Así es cómo el precio del metro cuadrado se situó en 1.474 euros. De todas formas, sigue siendo un precio por debajo del boom inmobiliario de 2012.

Para Adrián Olmedo, CEO de WeGet Inmobiliaria, esta tendencia se relaciona con el descenso de la incertidumbre por la pandemia y con las contracciones de precios del año 2020. Además, hay que considerar factores indirectos como los precios de los materiales de construcción y de la mano de obra. Estos sobrecostes se han terminado trasladando al precio final de las viviendas.

La tendencia alcista de los precios está siendo generalizada en todo el país. En todas las comunidades autónomas se han producido avances, excepto por Galicia y Aragón, que han tenido una muy ligera caída. Baleares y Canarias han tenido el mayor incremento (6,7% y 4,9%, respectivamente), mientras que en la península se encuentran Castilla-La Mancha (3,3%) y la Comunidad de Madrid (3,2%).

Esta última subida hace que una vivienda con un valor promedio de una superficie de 90 metros cuadrados tenga un precio de 132.660 euros, frente a los 128.160 euros que costaba hace un año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: