El alquiler de oficinas debe contemplarse en la declaración de la Renta

¿El alquiler de oficinas debe contemplarse en la declaración de la Renta?

Si el alquiler de las oficinas debe contemplarse o no en la declaración de la renta es una pregunta frecuente entre las personas que poseen un pequeño negocio o una PYME, y que han alquilado recientemente un local o piso en el que ubicar su oficina.

A la hora de alquilar una oficina, debes tener en cuenta que tienes que declarar los gastos -como es lógico-, para no incurrir en problemas fiscales. Por este motivo, asegúrate que el contrato que firmas está bajo las condiciones acordadas por ambas partes, y que recibirás una factura cada vez que ingreses el importe del alquiler.

Otra cosa que debes tener en cuenta es el pago del IVA. Es necesario contemplar este impuesto en el pago, debido a que el alquiler del local o la oficina no está destinado a ser usado como tu primera vivienda.

El importe que pagas de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), supone una cantidad deducible en tu declaración de la renta. Por este motivo, si la actividad de tu negocio se encuentra sujeta a IVA, no será necesario que te preocupes por el abono del pago, debido a que podrás deducirlo en tu declaración anual de la renta.

Entonces, ¿es necesario tener en cuenta el alquiler en la declaración de la renta?

La respuesta es sí. Según la Agencia Tributaria, la retención sobre los arrendamientos en este año 2019, supone un 19% del importe total del precio que pagas de alquiler.

Es necesario tener en cuenta el alquiler en la declaración de la renta

De esta forma, si eres el inquilino de un espacio dedicado a oficina u otra actividad profesional, deberás ingresar mensualmente a la Agencia Tributaria el equivalente al 19% del importe total del alquiler.

En estos casos, es el propietario o arrendador, el que debe hacerse cargo de emitir la factura correspondiente a la retención.

En la actualidad, las inmobiliarias y empresas que funcionan como intermediarias entre arrendador y arrendatario, asesoran en temas fiscales a personas que están interesadas en el alquiler de oficinas.

De esta forma, las empresas cuentan con colaboradores que asesoran a ambas partes a la hora de realizar una operación de alquiler de oficinas. Así, evitan que incurran en problemas de tipo fiscal, debido al desconocimiento de alguna de las partes sobre cómo funcionan los contratos de alquiler en materia de retenciones y otros impuestos.

¿Estás pensando en apostar por el alquiler de oficinas? Ahora que ya conoces lo que implica a la hora de hacer la declaración de la Renta, no dudes en apostar por profesionales de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: