Alergia a los acaros

Alergia a los ácaros: creencias falsas que debes conocer

Una cuarta parte de la población de los países desarrollados se ve afectada por la alergia respiratoria, siendo una de las causas más habituales de consulta médica. Concretamente, la rinitis alérgica es un problema que afecta a entre 400 y 500 millones de personas del mundo entero, y el asma a entre 235 y 300 millones.

El alérgeno más importante son los ácaros, que se encuentran presentes todo el año y son uno de los principales inductores de las reacciones alérgicas. A su gran presencia en la población hay que añadir cierta desinformación, que puede influir negativamente en su abordaje.

En la actualidad contamos con diversos tipos de pastillas para la alergia que controlan sus síntomas, y tenemos mucha información sobre la forma de reducir sus síntomas. No obstante, también es un tema rodeado de mitos falsos que conviene conocer. Veamos algunos de ellos.

La alergia a los ácaros no es peligrosa

Hay muchas personas que piensan que la alergia a los ácaros no entraña peligro alguno, cuando lo cierto es que puede afectar de forma muy negativa a la salud, alterando la calidad de vida de las personas que la sufren. De hecho, los episodios de asma severos son reacciones muy difíciles de controlar.

alergia

Además, los ácaros están entre los principales inductores de reacciones alérgicas, al tratarse del principal alérgeno de interior, que se encuentra presente todo el año. Aplicar los consejos de prevención ambiental para evitar este tipo de alergia puede beneficiar en lo respectivo a la aparición y gravedad del asma. No obstante, puede que no sea suficiente para retrasar o prevenir la aparición de la sensibilización de la alergia a los ácaros en el caso de una persona que antes no ha sido alérgica.

Aunque seas alérgico, puedes vivir con mascotas sin problema alguno

Existe otro mito frecuente en relación con la alergia, que consiste en pensar que, a pesar de padecer alergia a los ácaros, se puede vivir con mascotas en el hogar. En realidad se recomienda no tener animales de compañía con pelo o pluma, ya que los ácaros se alimentan de restos que proceden de las personas y los animales, tales como las escamas y los pelos.

No hay solución posible para la alergia

acaros

También hay quien piensa que la alergia no tiene solución. Ciertamente, hoy por hoy no se cura, pero sí tenemos tratamientos bastante eficaces que controlan los síntomas de la alergia y evitan la evolución de la enfermedad, disminuyendo la sensibilización. Uno de ellos es la inmunoterapia con alérgenos, y otro la vacuna alergénica.

La alergia al polen da más problemas respiratorios que la alergia a los ácaros

Otra creencia errónea es que la alergia al polen crea más problemas respiratorios que la alergia a los ácaros. Esto no es así, dado que los pólenes prevalecen en épocas determinadas del año y se encuentran fuera de las casas, razón por la cual se respiran menos tiempo que el polvo del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: