Préstamos online al detalle

Los préstamos online al detalle

Aquí explicamos todo lo que hay que saber acerca de los préstamos online para que, quien los necesite, pueda hacer uso de ellos con total seguridad.

¿Qué son los préstamos online?

Obviamente, los préstamos online son aquellos cuya tramitación se efectúa completamente a través de internet y que,  frecuentemente, son ofrecidos por entidades financieras que sólo operan por este medio, lo que otorga a los mencionados créditos algunas características que es conveniente conocer.

No obstante, antes de proceder a identificar esas características, es conveniente que digamos que la existencia de un buen número de bancos que ofrecen préstamos online hace que sea muy laborioso encontrar cuál es el que más se puede adaptar a nuestras necesidades, dado que hacerlo implicaría consultar una cantidad de webs casi inabarcable. Pero por fortuna, hay comparadores de préstamos online, como easyprestamos.com, que han venido a facilitarnos mucho la labor y que son esenciales a la hora de detectar cuál es el préstamo online que necesitamos.

En cualquier caso, hay que decir que la mayoría de los préstamos online tienen una serie de características comunes, que son las que vamos a tratar en lo que sigue.

¿Cómo se solicitan?

Por regla general, el proceso de solicitud de un préstamo online es muy sencillo, pues basta con cumplimentar un simple formulario web en el que tendremos que dar nuestros datos personales y financieros al banco que hayamos elegido, además de aportar la documentación que se nos requiera.

A partir de ahí, simplemente habrá que esperar para que el crédito sea concedido o denegado y, en el primer caso, que el dinero esté disponible en nuestra cuenta bancaria, algo que debería ocurrir muy rápidamente.

Préstamos de dinero online

¿Qué documentación es necesaria para solicitarlos?

Una de las características más importantes de los préstamos online es que puede decirse que prácticamente no llevan ningún trámite burocrático aparejado, pues lo más común es que únicamente haya que presentar el DNI, el certificado de titularidad de nuestra cuenta bancaria y, dependiendo de la cuantía que hayamos solicitado, alguna otra documentación extra, como la referente a algún aval.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a un préstamo online?

En lo referente a los requisitos que hay que cumplir para que un préstamo online sea concedido, tenemos que indicar que éstos son mínimos y que ello nos pueda llevar a decir, que de lo que hablamos es de un producto financiero accesible para prácticamente cualquier persona.

De hecho, basta con ser mayor de edad, residente en España y demostrar cierta solvencia financiera para que uno de los créditos online de los que estamos hablando sea concedido.

Cuestión aparte es la de aparecer o no en el fichero de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), dado que, aunque es cierto que el hecho de estar incluido en el mismo determina la denegación por parte de algunas entidades, hay ciertos bancos online que no lo tienen en cuenta a la hora de otorgar uno de estos créditos.

Además, respecto a la necesidad de demostrar capacidad para pagar las cuotas, cabe indicar que no tiene por qué hacerse en base a disponer de una nómina, dado que hay bancos online que aceptan que el cliente demuestre que tiene algún tipo de ingreso regular para conceder los préstamos y no tienen en cuenta de dónde procede ese dinero.

¿Cuánto tiempo tardan en concederlo y cuándo se produce el ingreso en la cuenta corriente?

Gracias a la práctica ausencia de trámites burocráticos que acabamos de comentar, los préstamos online suelen concederse casi de inmediato y el ingreso es visible en la cuenta corriente del solicitante a las pocas horas de su concesión, por lo que estamos hablando de un producto financiero especialmente indicado para poder hacer frente a esas necesidades de liquidez que se nos pueden presentar de imprevisto.

¿Cuánto dinero puede solicitarse mediante un préstamo online?

Los pocos requisitos que son necesarios para obtenerlos, la práctica ausencia de burocracia que llevan aparejados y la rapidez con la que son concedidos son motivos suficientes como para comprender que hablar de los créditos online no es hacerlo de préstamos de grandes cantidades. De hecho, las cantidades que los bancos online ofrecen para este concepto no suelen superar los 10.000€, aunque desde luego, existan excepciones.

Aún así, como ha quedado indicado en el apartado anterior, los créditos online son perfectos para hacer frente a necesidades de liquidez imprevistas, como las que pueden suponer un cambio de electrodoméstico, la compra de un coche o una pequeña obra en el hogar por limitarnos a algunos ejemplos.

¿Qué tal los intereses?

Del mismo modo, conviene señalar que la facilidad y la rapidez con las que son concedidos los créditos online conllevan una confianza extra por parte de las entidades bancarias hacia el cliente que lo solicita. 

Ahora bien, esta confianza extra de la que estamos hablando tiene que ser pagada, de forma que los intereses de estos préstamos serán algo superiores a los que hay que pagar por los concedidos por la banca tradicional.

Por este motivo, lo más recomendable es liquidar estos préstamos tan pronto como sea posible, para evitar tener que pagar más intereses de los estrictamente necesarios.

¿Y los plazos de amortización?

Aún así, cabe indicar que los préstamos online son enormemente flexibles en lo que a su amortización se refiere, siendo muy frecuente que sea el propio solicitante quien establezca la cuantía de las cuotas y el tiempo que va a tardar en ver liquidada su deuda.

En cualquier caso, lo más normal es que se establezcan plazos de entre 1 y 5 años, dependiendo de la cantidad que se solicite y del nivel de liquidez que tenga el solicitante. Pero, como decimos, es vital liquidarlos cuanto antes, para evitar pagar más intereses de los necesarios.

En conclusión, tenemos que indicar que los préstamos online constituyen un producto especialmente indicado para poder hacer frente a necesidades puntuales de liquidez y que, siempre que se esté al tanto de sus características principales, no hay que dejar de utilizarlos  por el simple hecho de que nos pueden solucionar muchos problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: