Poliestireno expandido

Poliestireno expandido: un sector que no se detiene con la crisis

Este material encara un panorama desafiante pero alentador, según indica el crecimiento de su demanda a nivel mundial. Hemos consultado a la fábrica de poliestireno expandido Utilbox para conocer las características de este producto, sus diferencias con el poliestireno extruido y las ventajas de su utilización.

Existen ciertos materiales cuyas propiedades los vuelven idóneos para las más diversas aplicaciones: desde aislamientos en la construcción, hasta embalajes y cerramientos. Ese es el caso del poliestireno expandido, ejemplo de versatilidad y resistencia.

Desde 1925, cuando se realizó la primera expansión del poliestireno para conseguir lo que hoy llamamos coloquialmente “Poliespan” e internacionalmente como “Airpop”, su demanda ha crecido permanentemente, adaptándose a las nuevas necesidades de los sectores donde se utiliza y evolucionando para llegar a ser 100% reciclable.

Debido a la diversificación de las áreas donde se utiliza, este sector no solo ha permanecido casi inmune a la crisis, sino que experimenta un ligero aumento de demanda.

La firma Utilbox, un referente con más de 25 años de experiencia en el moldeo y mecanización de EPS, nos ha explicado cuáles son las características y ventajas del poliestireno expandido.

Poliestireno expandido vs. poliestireno extruido

Aunque ambos materiales tienen aplicaciones y ventajas similares, es conveniente explicar la diferencia entre ellos.

El poliestireno expandido tiene un aspecto de corcho blanco, debido a que sus planchas granuladas provienen de material plástico espumado. Tiene distintas densidades, que varían entre 10 y 25 kg/m³ y es utilizado principalmente como aislamiento térmico, tanto en los sectores de la construcción como en el del embalaje: paredes, encofrados, cubiertas, paneles sándwich, etc. Con respecto a su conductividad térmica, hablamos de entre 0,06 y 0,03 W/mºC, aproximadamente.

Por su parte, el poliestireno extruido o extrusionado, también se destaca por sus propiedades térmicas y es rígido, gracias a una estructura de célula cerrada de alta durabilidad. Aunque, a diferencia del EPS, su superficie tiene un acabado liso. Incopora sustancias ignífugas, por lo que suele usarse en suelos y fachadas, cubiertas planas de edificaciones industriales, cámaras frigoríficas, cerramientos verticales, etc.

Aunque los dos materiales ofrecen aislamiento y durabilidad, el poliestireno expandido es más ligero y absorbe la humedad

Finalmente, en relación a los colores, el EPS siempre es blanco, mientras que el XPS ofrece una interesante variedad de tonos.

Airpop: las razones de su éxito

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las especificaciones técnicas de este material, explican el importante grado de penetración que ha tenido en diferentes sectores productivos.

“Además de sus múltiples aplicaciones, puede ser utilizado en distintas áreas. Por ejemplo, la construcción, el envase o embalaje”, explican los responsables de Utilbox. Al ser consultados sobre las ventajas del EPS, mencionan que “puede ser utilizado para muchas cosas, tomando en cuenta que está legalmente aprobado por todas las autoridades sanitarias”.

Poliestireno

De hecho, los envases fabricados con poliestireno expandido están aprobados por dichas autoridades para estar en contacto directo con los alimentos y por eso es lógico que sea altamente demandado desde las empresas de logística para el embalaje y transporte de bienes comestibles.

En pocas palabras, podría decirse que se trata de un producto ligero, con alta resistencia a la compresión, a químicos inorgánicos y al agua, ventajas que se traducen en ahorro para el sector de la logística y la construcción. En estos y otros ámbitos, el aligeramiento y la reutilización son dos características cada vez más valoradas por cualquier eslabón de la cadena productiva.

100% reciclable 

Este es otro de los puntos en los que se destaca el EPS ya que tanto durante su producción como mediante su reciclaje, se contribuye a reducir el calentamiento global y el impacto medioambiental.

Se trata de un material 100% reciclable en cuyo proceso de fabricación “se ahorra 500 veces la energía necesaria”, especifican desde Utilbox.

La Unión Europea y otros países del mundo avanzan hacia la prohibición total de plásticos, envases y embalajes de un solo uso, por lo que los productos reutilizables de Airpop, ganarán terreno en áreas como el transporte, la hostelería, etc.

Al estar compuesto en un 98% por aire, el EPS es muy fácil de reciclar. La relación entre el ciclo de vida de este material y sus extraordinarias propiedades de conservación, permiten valorarlo como una opción “verde”. Además, las empresas que lo fabrican deben seguir normas estandarizadas ISO para optimización su proceso productivo y la gestión del residuo generado.

El poliestireno expandido cuenta con “Declaraciones Ambientales de Producto” en el ámbito europeo y se encuadra en una red de información pública donde figuran todos los agentes autorizados para gestionarlo.

Perspectivas futuras

A pesar de que el panorama económico post-crisis del Covid-19 se muestra incierto y desafiante para todos los sectores productivos, los fabricantes de EPS se muestran esperanzados. “Es importante destacar que su uso, especialmente en la edificación, va a perdurar indefinidamente en el tiempo. Aligeramientos en la obra civil y aislamiento térmico de edificios son una evidencia de esto. Los envases de un solo uso pueden ser objeto de uso indefinido que ahorran hormigón o reducen durante años el entorno energético”, aseguran los responsables de Utilbox.

Definitivamente, en cuanto se pongan en marcha nuevamente las cadenas productivas, el EPS está dispuesto a demostrar que no solo es resistente al agua y a la compresión, sino también a las crisis económicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: